Densidad de pí­xeles por pulgada

Una de las especificaciones técnicas que se suele mencionar a la hora de analizar un teléfono inteligente es la densidad de pí­xeles de su pantalla. La densidad de pí­xeles es una unidad que se mide en pí­xeles por pulgada (se puede abreviar como PPP o como PPI (en inglés, pixels per inch)), y se trata de uno de los datos más importantes a la hora de analizar la calidad de una pantalla (tan importante como la resolución, por ejemplo). Pero, realmente, ¿qué son los pí­xeles por pulgada? ¿Se trata de un dato que se puede apreciar a primera vista? ¿Es importante a la hora de comprar un teléfono inteligente?

La densidad de pí­xeles en pantalla es un dato que nos permite conocer el número de pí­xeles que es capaz de mostrar un teléfono inteligente en una pulgada (utilizando una superficie cuadrada). Este dato se calcula en función de la resolución y el tamaño de la pantalla; es decir, un teléfono inteligente con una resolución de 1.280 x 720 pí­xeles y un tamaño de pantalla de 5.3 pulgadas tiene una densidad de pí­xeles de 277 ppi . Para que nos hagamos una idea todaví­a mejor de este dato, un teléfono inteligente como el Samsung Galaxy Star 2 tiene una densidad de pí­xeles establecida en los 165 ppi, mientras que el nuevo Samsung Galaxy S6 tiene una densidad de pí­xeles en pantalla establecida en los 577 ppi.

Viendo estos dos ejemplos lo más evidente es pensar que, a mayor densidad de pí­xeles en pantalla tenga un teléfono inteligente, mejor es la calidad de imagen que se mostrará en su pantalla. Lo cierto es que esta afirmación es cierta por un lado, pero falsa por el otro. Cuanto mayor sea la densidad de pí­xeles de una pantalla, menos apreciables a primera vista serán los pí­xeles, lo que quiere decir que la imagen se mostrará de una forma más ní­tida y detallada. Y para que la densidad de pí­xeles sea más alta, es necesario que la resolución de la pantalla también lo sea (en función del tamaño de la pantalla).

Pero, al mismo tiempo, el ojo humano no es capaz de distinguir la densidad de pí­xeles en pantalla en el momento en el que esta supera una cifra de entre 250 y 300 ppi, por lo que cualquier densidad que supere esta cifra resultará prácticamente imposible de diferenciar por el ojo humano. Aunque, por supuesto, esto no quiere decir que no existan diferencias entre los móviles de más alta gama (con densidades de hasta 400 o 500 ppi) y los móviles más sencillos: la diferencia existe -y no es precisamente pequeña-, y  aunque el ojo humano no es capaz de ver los pí­xeles en estos rangos de densidad, donde mejor se aprecia esta diferencia es en la nitidez de las imágenes.

Para entender mejor todaví­a este concepto de la densidad de pí­xeles hemos realizado una comparativa entre dos teléfonos inteligentes que parten de una pantalla con una buena calidad de imagen en lo que a cifras oficiales se refiere: el HTC One M9, con una pantalla de cinco pulgadas que alcanza los 1.920 x 1.080 pí­xeles de resolución (441 ppi), y el Acer Liquid Jade S, también con una pantalla de cinco pulgadas que alcanza los 1.280 x 720 pí­xeles de resolución (294 ppi). La diferencia en la densidad de pí­xeles en pantalla es evidente, pero, ¿esta misma diferencia se puede llegar a apreciar de alguna forma?

Densidad de pí­xeles por pulgada

A la izquierda, un HTC One M9 con una pantalla de cinco pulgadas y una densidad de pí­xeles de 441 ppi; a la derecha, un Acer Liquid Jade S con una pantalla de cinco pulgadas con una densidad de pí­xeles de 294 ppi.

Enlace a la fotografí­a de los dos móviles aquí­, enlace a la fotografí­a de la pantalla del One M9 de cerca aquí­ y la del Liquid Jade S aquí­, enlace al detalle de la pantalla del One M9 aquí­ y el del Liquid Jade S aquí­.

De por sí­, en lo que a calidad de imagen se refiere, el HTC One M9 parte con la ventaja de disponer de una resolución mucho mayor (lo que se justifica con la diferencia de precio: el One M9 cuesta unos 700 euros, mientras que el Acer Liquid Jade S se puede adquirir por 300 euros). A primera vista, en ambos teléfonos inteligentes es posible visualizar con una buena calidad de imagen y una buena nitidez la página web de tuexperto.com. Incluso, si acercamos nuestra vista todaví­a más a la pantalla, seguiremos sin ver importantes diferencias entre la nitidez de las letras entre una y otra pantalla (a primera vista, al menos, ya que en las fotografí­as sí­ se comienzan a distinguir los primeros detalles).

Pero, más allá de eso, lo realmente interesante de esta comparativa reside en las dos últimas fotografí­as de la pantalla de cada uno de estos móviles. En estas imágenes se puede apreciar que -con exactamente la misma página web abierta, mismo zoom y mismo navegador- la letra “U” de la pantalla del One M9 tiene una altura de 12 pí­xeles, mientras que la misma letra en la pantalla del Liquid Jade S tiene una altura de ocho pí­xeles.

Este detalle, traducido y resumido en un uso cotidiano, significa que en un teléfono inteligente con un mayor número de pí­xeles por pulgada veremos las pelí­culas, las imágenes, las páginas web y los juegos de una forma mucho más ní­tida frente a una densidad de pí­xeles inferior. ¿Y por qué ocurre esto? La explicación es sencilla: a mayor número de pí­xeles disponibles en cada pulgada, mayor es el nivel de detalle que puede llegar a mostrar la pantalla.

Densidad de pí­xeles por pulgada

Ejemplo del nivel de detalle del icono de la aplicación de Google Chrome que puede llegar a mostrar una pantalla con una alta densidad de pí­xeles

Y para que la densidad de pí­xeles en pantalla sea alta no basta solamente con tener una buena resolución de pantalla, sino que también es necesario que esa misma resolución esté en concordancia con el tamaño de la pantalla (por ejemplo, una resolución de 800 x 480 pí­xeles en un móvil de 3.5 pulgadas da lugar a una nada despreciable densidad de 266 ppi, mientras que esta misma resolución en un móvil de cinco pulgadas hace caer la densidad de pí­xeles hasta los 186 ppi).

En resumen, teniendo en cuenta el uso que se le da hoy en dí­a a los móviles, si lo que buscamos es una nitidez relativamente aceptable para poder visualizar contenidos en la pantalla con una buena calidad, la densidad de pí­xeles que debe alcanzar nuestro teléfono inteligente deberí­a estar por encima de los 200 ppi (y si está por encima de los 250 ppi, mucho mejor). Y esto, traducido a tamaños de pantalla, queda tal que así­:

  • En un móvil con una pantalla de cuatro pulgadas, la resolución mí­nima recomendable es de 800 x 480 pí­xeles.
  • En un móvil con una pantalla de 4.5 pulgadas, la resolución mí­nima recomendable es de 960 x 540 pí­xeles.
  • En un móvil con una pantalla de cinco pulgadas, la resolución mí­nima recomendable es de 1.280 x 720 pí­xeles.
  • A partir de las 5.5 pulgadas, la resolución mí­nima recomendable es de 1.920 x 1.080 pí­xeles.
  • Calculadora de densidad de pí­xeles en pantalla en función del tamaño y la resolución: https://www.sven.de/dpi/ .

Primera imagen publicada originalmente por resetweb.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.