iPhone

La nueva versión de iPhone para el año 2017 podrí­a contar con una pantalla curva, en un giro de diseño que acercarí­a un poco más los terminales móviles de Apple al estilo de los smartphones Samsung.

Muy poco después de la presentación del iPhone SE ”“la apuesta low cost de la compañí­a para este 2016”“, el analista tecnológico Ming-Chi Kuo ha publicado una previsión sobre las futuras caracterí­sticas de los iPhone a partir de las ediciones de 2017. Según este experto, el nuevo iPhone podrí­a contar con una pantalla curva AMOLED y una carcasa de cristal.

Si estas predicciones se cumplen, el iPhone de 2017 podrí­a parecerse un poco más a Samsung, especialmente teniendo en cuenta las caracterí­sticas de la pantalla curva AMOLED (el Samsung Galaxy S7 Edge cuenta con una pantalla curva de tecnologí­a Super AMOLED).

El analista ha afirmado que la pantalla será curva, con núcleo de cristal, con márgenes muy finos y totalmente integrada en un diseño nuevo para facilitar el agarre del smartphone en la mano.

¿Un iPhone cada vez más parecido a los Samsung?

Samsung Galaxy S7 Edge

Así­ es la pantalla curva del Samsung Galaxy S7 Edge.

La introducción de la tecnologí­a AMOLED para la pantalla se producirí­a así­ un año antes de lo previsto (Kuo habí­a anunciado anteriormente que el iPhone contarí­a con pantallas AMOLED a partir de los modelos de 2018).

Hasta ahora, los iPhone habí­an apostado siempre por las pantallas de cristal lí­quido ”“LCD”“, pero todo apunta a que finalmente Apple se unirá a la tendencia dominante en el mercado. La tecnologí­a OLED, utilizada ya por Samsung y cada vez por más marcas, permite crear pantallas más finas, más ligeras y más flexibles, caracterí­sticas clave para producir smartphones de pantalla curva. Además, las pantallas OLED son más eficientes a nivel energético porque no consumen tanta baterí­a, lo que puede otorgar mayor autonomí­a para el uso del teléfono.

Para los materiales de la carcasa, Kuo cree que la empresa barajará distintos materiales (cerámicos, plásticos y de cristal) pero que terminará apostando por el cristal para crear terminales mucho más ligeros.

Otra novedad para el año 2017 podrí­a ser el tamaño de la pantalla AMOLED, que se situarí­a en 5,8 pulgadas, aunque la empresa apostarí­a también por otro modelo con pantalla más pequeña (inferior a 5,5 pulgadas). Este cambio de estrategia supondrí­a abandonar totalmente las pantallas de 5,5, para ofrecer en el mercado un modelo de 5,8 y otro de 4,7 pulgadas a partir del año que viene.

Y otra de las grandes apuestas de Apple para el iPhone de 2017 podrí­a ser la introducción de la carga inalámbrica de la baterí­a, aunque el analista Kuo no ofrece detalles más especí­ficos sobre la tecnologí­a que se utilizarí­a para lograrlo.

En un periodo en el que Samsung y otras marcas apuestan por smartphones de alta gama cada vez más potentes y completos, Apple no tendrí­a más remedio que seguir innovando en todas las caracterí­sticas técnicas de los iPhone, incluyendo las medidas de seguridad biométricas. De este modo, los terminales a partir de 2017 podrí­an introducir nuevos mecanismos de reconocimiento, como el reconocimiento facial o de la retina del ojo, una función que ya encontramos en el ZTE Axon Mini.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...