Nokia

Microsoft acaba de anunciar que se deshace de sus teléfonos Nokia básicos: ha vendido toda su lí­nea de terminales básicos a FIH Mobile, una filial de la empresa Foxconn, por 350 millones de dólares. Aunque esto no afecta a los Nokia Lumia y Microsoft seguirá apostando por su propio sistema operativo móvil en nuevos smartphones de gama alta, la gran sorpresa llega del otro lado: FIH Mobile tendrá derecho a utilizar la marca Nokia, y estos teléfonos empezarán a incorporar el sistema operativo Android.

Sí­, has leí­do bien: Nokia volverá a crear teléfonos móviles con Android.

Nokia vuelve a su origen

Foxconn era hace años el fabricante de los teléfonos Nokia, en un momento en que la marca era lí­der casi indiscutible del mercado. Los problemas empezaron a llegar cuando Apple lanzó los iPhone y cuando llegó Android, y finalmente Microsoft compró Nokia en 2013. En ese momento, la compañí­a se vendió por 7.000 millones de dólares, y ahora vuelve a su fabricante “original” por tan solo 350 millones de euros.

La compañí­a Foxconn tiene muy clara la lí­nea de negocio que va a seguir a partir de ahora: se mantendrá el nombre comercial Nokia y se desarrollarán más tablets del estilo del Nokia N1, además de teléfonos móviles, tanto de estilo básico como smartphones. Quizá veamos dentro de poco en el mercado un nuevo Nokia C1.

¿Cuestión de sistema operativo?

Android

Microsoft ha centrado hasta ahora toda su atención en mejorar su sistema operativo móvil, apostando por la diferencia en un mercado cada vez más dominado por iOS y Android. Lo que para ciertos usuarios es un valor añadido en su teléfono, para otros se convierte en un obstáculo porque cada vez es más común que los desarrolladores de aplicaciones se centren exclusivamente en los dos sistemas operativos dominantes, dejando totalmente de lado a los dueños de teléfonos como los Nokia Lumia.

De hecho, en el último trimestre se han desplomado las ventas de los smartphones Nokia Lumia: tan solo se han vendido 2,3 millones en todo el mundo, un 73% menos que en el mismo periodo del año anterior. Y puede que un factor importante de este fracaso sea precisamente el sistema operativo, que sigue sin satisfacer completamente a los usuarios.

Microsoft tiene ahora la dura tarea de intentar recuperar una posición decente en el mercado para Windows Phone, mientras que los derechos de los Nokia básicos vuelven a Foxconn. La nueva empresa tendrá por delante el reto de resucitar una marca que fue lí­der en los comienzos de la telefoní­a móvil y que podrí­a recuperar una posición buena en el mercado gracias a la incorporación de Android. Actualmente, tres de cada cuatro smartphones en Europa utilizan este sistema operativo, y en España el porcentaje supera el 90%.

En 2014 y 2015, Microsoft despidió a más de 25.000 empleados, la mayorí­a de ellos en el sector móvil. Con la venta de esta lí­nea básica a FIH Mobile, alrededor de 4.500 trabajadores volverán a cambiar de oficina y trabajarán directamente para Foxconn, desde donde desarrollarán los nuevos terminales Nokia y ofrecerán servicio y soporte técnico para esos terminales.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , ,