blackberry

La compañí­a de Waterloo, Ontario, que revolucionó el sistema de las comunicaciones con sus dispositivos negros de teclas í­nfimas nos dice el adiós definitivo después de veinte años. Los rumores no paraban de planear sobre la sombra de la que fuera una de las compañí­as fabricantes de terminales más importante del mundo.

Hace ya algún tiempo que la compañí­a dejó de fabricar dispositivos con su propio sistema operativo, pasando estos directamente a integrar como sistema Android. Además, los resultados de la compañí­a estos últimos meses han sido devastadores: pérdidas de 372 millones de dólares (331 millones de euros) frente a ingresos de 334 millones de dólares (alrededor de 297 millones de euros), lo que se contabiliza como un 32% de caí­da  si lo comparamos con el mismo perí­odo del año anterior.

John Chen, CEO de Blackberry, ha dado la noticia justo después de presentarse los desalentadores resultados económicos de la compañí­a y asegura que ahora el objetivo de BlackBerry es dedicarse de forma primordial a ser proveedor de software y de servicios con un alto componente de seguridad y que el hardware dejará de ser de producción propia pasando a ser subcontratado. Es decir, seguiremos viendo teléfonos de BlackBerry pero estos ya no vendrán directamente de ellos sino de compañí­as con las que lleguen a acuerdos que les permitan rentabilizar el negocio y sobre todo, abaratar costes para poder seguir a flote.

Blackberry

Es algo así­ como una maniobra de rescate que permitirá a la compañí­a tomar un poco de aire y seguir en el mercado. Su idea ahora mismo es continuar con el desarrollo de software para conseguir que esa división crezca hasta un 30% en el próximo año. Como decí­amos, los teléfonos seguirán entre nosotros; sin ir más lejos la compañí­a lanzó hace relativamente poco el DTEK50, un teléfono fabricado por Alcatel y con sistema operativo Android y hoy mismo han surgido nuevos rumores del que podrí­a ser el siguiente en el árbol genealógico de BlackBerry, el DTEK60.

Muchos han sido los motivos que han dejado a BlackBerry a un lado como a otras grandes compañí­as que, allá por la revolución móvil, fueron lí­deres del mercado. BlackBerry, al igual que otra de las grandes, Nokia, no supo adecuarse a las fluctuaciones de un mercado en constante evolución y con demandas continuas y exigentes.

Las pantallas táctiles y las cámaras fueron sus puntos más débiles, por no hablar de integrar hasta el último momento un teclado fí­sico. Tendremos que seguir muy de cerca los nuevos pasos de BlackBerry para ver si realmente estos recortes y la focalización de su actividad en el desarrollo de software permiten que la compañí­a se siga manteniendo, aunque sea en un segundo plano, en el mercado tecnológico mundial.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...