roamin europa

La Comisión Europea ha presentado la propuesta culmen para terminar con el roaming en junio de 2017. Se trata de un texto más avanzado y productivo para los europeos que viajen fuera de su paí­s. También para las operadoras, que, en último recurso, podrán exigir explicaciones a sus clientes por el consumo que realizan, e incluso pedirles que modifiquen sus patrones de conducta para evitar abusos en el servicio. Esta nueva normativa tendrá que estar lista para el 15 de diciembre. En caso de que las operadoras detectaran un mal uso desde el extranjero durante un periodo de unos cuatro meses, podrán pedir explicaciones a sus clientes. Si en 14 dí­as de plazo el cliente no ha justificado el uso del móvil desde el extranjero, podrán exigirle recargos en la factura. No se andarán con medias tintas. El objetivo, es que haya un uso justo del servicio.

El roaming, esa tarifa que las operadoras cobran a sus clientes cuando viajan fuera de su paí­s, no desaparecerá, al menos de momento. En cualquier caso, gracias a la reforma que se está llevando a cabo, una gran parte de los europeos no tendrán que pagar ni un céntimo extra cuando salgan al extranjero. Pondrán llamar, enviar mensajes de texto o navegar bajo las mismas condiciones y costes que si lo hicieran desde su paí­s, pero con algunas excepciones que explicaremos a continuación.

roaming bruselas

Lo que se baraja, después de muchas idas y venidas, es una nueva propuesta, que se discutirá el próximo lunes en Bruselas, y que gira en torno al concepto de “Roaming como en casa”, una opción que todas las operadoras tendrán que ofrecer a sus clientes. Se busca que no haya limite para las llamadas y los mensajes de texto, y en algunos casos tampoco para los datos. Si un ciudadanos se desplazara por su paí­s de residencia, o por aquel con el que se tienen lazos estables, no tendrá que pagar más. Según la normativa, los trabajadores fronterizos, aquellos que se desplacen, estudiantes, así­ como los jubilados que tengan lazos estables con un paí­s, aunque no residan oficialmente en él, podrán beneficiarse de ofertas en los lugares en los que trabajan, estudian o pasan un tiempo limitado.

Como se refleja en la normativa, en ningún caso el operador podrá ser invasivo a la hora de pedir documentación. Para hacerlo, será necesario que se haya percatado de un mal uso del consumo de tarifa nacional durante al menos cuatro meses antes de empezar un proceso contra un usuario por presunto abuso. Si durante el tiempo de periodo de observación, el uso del dispositivo deja entrever que ha estado más en otro Estado miembro que en el propio, entonces la operadora le dará un toque de atención y empezará el llamado “periodo de alerta”. Ese periodo son los 14 dí­as que el cliente tendrá para justificar su situación de viaje o modificar sus conductas de consumo. Si no llega a convencer a la operadora, esta podrí­a aplicarle una sanción (con recargo adicional).

Esta nueva normativa se votará el lunes. El objetivo principal es que queden fijadas para el próximo jueves dí­a 15 de diciembre, para que el fin del roaming entre en vigor en junio de 2017.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.