Vodafone usa la red de telefoní­a móvil para controlar un dron en vuelo

El Centro de Excelencia de Red del Grupo Vodafone ubicado en España, en colaboración con CATEC (Centro Avanzado de Tecnologí­as Aeroespaciales) y la empresa sevillana Skylife Engineering, han realizado el primer vuelo del mundo de un dron identificado, geolocalizado y controlado a través de la red 4G más allá de la lí­nea de vista. El dron estaba equipado con una SIM de datos y ha recorrido 32 km a baja altura en 25 minutos. En todo momento ha estado controlado y monitorizado a distancia con la red 4G de Vodafone. Para lograrlo el dron incorporaba un software basado en el protocolo para la gestión de tráfico aéreo no tripulado.

Las pruebas previas de vuelo se han realizado en el Centro de Vuelos Experimentales ATLAS. Este está ubicado en Villacarrillo (Jaén). Por otro lado, la empresa CATEC ha sido responsable de adaptar los equipos que forman parte del dron. También se han encargado de modificar el software para integrar el sistema aéreo con la red de Vodafone. Además, la empresa andaluza Skylife Engineering también ha participado en el proyecto. Esta ha sido la encargada de la infraestructura y del software de recepción de datos de telemetrí­a, niveles de señal y posición.

Así­ pues, Vodafone se convierte en la primera operadora que consigue controlar y posicionar un dron utilizando su red de telefoní­a móvil. Esto ha sido posible gracias al uso de la tecnologí­a RPS (Radio Positioning System). La compañí­a británica lleva trabajando en esta tecnologí­a desde 2014. Ahora ha conseguido implementarla con la ayuda de Huawei.

La tecnologí­a RPS permite una estimación muy precisa de la posición de la SIM sin colaboración del dron. Es decir, proporciona una fuente alternativa a la tradicional basada en las coordenadas GPS reportadas por la aeronave. Esto permite que la señal de localización sea más robusta y estable, protegiéndose así­ frente a posibles intentos de falsificación o inutilización de la señal de GPS.

vuelo dron Vodafone red móvil

El dron utilizado para este vuelo es un modelo de la marca X-uav. Se trata de un dron que pesa 2 kg y mide 1,3 metros de ancho. Este dron ha sido adaptado integrando una SIM Vodafone en un módem 4G convencional. Un modem que cualquier puede comprar y que está basado en el procesador Snapdragon 626 de Qualcomm.

La prueba de hoy permite sentar las bases para un futuro de drones equipados con tarjetas SIM 4G. Estos podrí­an ser supervisados y aterrizarlos cuando pasaran por zonas restringidas. Su uso podrí­a extenderse en distintos sectores de actividad económica, como logí­stica, gestión de flotas, transporte, agricultura, vigilancia de fronteras y mucho más.