¿Es legal grabar las llamadas telefónicas?

En muchas ocasiones seguro que te has planteado grabar una conversación telefónica, bien sea porque necesitas hablar con tu jefe un tema importante y quieres tenerlo registrado por si la conversación se sale de tono, cuando vayas a contratar un producto por si te cambian las condiciones o porque simplemente quieres revisar una llamada en cualquier momento. ¿Podemos grabar llamadas telefónicas, o es ilegal en España?

En las tiendas de apps como la Apple Store o la Play Store hay numerosas aplicaciones que nos permiten hacerlo. Pero es posible que antes de usarlas nos entre la duda de si es legal o no registrar las conversaciones telefónicas. Incluso algunos teléfonos vienen de fábrica con alguna función que nos permite hacerlo por defecto con todas las llamadas de nuestro teléfono.

En qué casos podemos grabar conversaciones

Por una parte, podríamos pensar que no está permitido, pues no tenemos la autorización expresa de la otra persona; pero en realidad no es tan sencillo. Lo primero es tener en cuenta si nosotros intervenimos en la conversación o no, un factor que determinará la respuesta.

Samsung galaxy apagado

Si no participamos en la conversación, en ningún caso será legal. En estos casos estaremos vulnerando el derecho a la intimidad de las personas a las que estamos grabando. Por el contrario, si intervenimos activamente, sí que podemos grabarla, y no necesitaremos que las otras personas nos den permiso; ni siquiera es necesario que sepan que estamos grabando. No está expresado explícitamente en la Ley, pero sí que hay jurisprudencia sobre ello.

Ahora bien, tampoco vale para todas las conversaciones. Grabar una llamada de trabajo en la que se habla de temas laborales es legal, pero no una en la que se habla de temas personales. En este último caso se está vulnerando el derecho a la intimidad.

¿Podemos usar las llamadas grabadas como prueba en un juicio?

La clave para saber si nos aceptarán una grabación de llamada como prueba en un juicio es determinar si se habla de temas personales. Y, por lo tanto, si se vulnera el derecho a la intimidad de la otra persona. Si la respuesta es negativa, la grabación será considerada como legal y se aceptará en juicio.

Este, de hecho, es uno de los fines más comunes por los que la gente quiere grabar sus conversaciones, para poder usarlas después en un juicio, en un procedimiento legal, o incluso en una reclamación.

Edificio de un juzgado

Lo que no podremos hacer es compartir la grabación con personas que no participen en ella sin el consentimiento expreso de todas los participantes. Si queremos subirla a YouTube o Facebook, o incluso enseñársela a un amigo, estaremos quebrantando la ley. Para poder subir la conversación a cualquier sitio, necesitamos el permiso de los intervinientes. Y, más importante aún, un modo para poder demostrar que nos lo han permitido.

Y este mismo principio se puede aplicar a cualquier otro registro de una conversación, tanto si es en modo vídeo como si es en modo de captura de pantalla: sin el consentimiento de la otra persona, no podremos publicarla.

apps-grabar-llamadas

Qué apps podemos usar para grabar llamadas

Una vez sabemos cuándo es legal grabar llamadas, ¿con qué aplicaciones podemos hacerlo? Hay muchas, tanto para iOS como para Android. Aquí te dejamos las mejores apps para cada sistema operativo:

Call Recorder’, por ejemplo, es una de las gratuitas más conocidas para Android. Permite no solo grabar las llamadas, sino guardar aquellas que nos interesen de una manera especial. Lo único que puede echarte para atrás es su diseño, algo rudimentario, pero en cuanto a funcionalidades lo tiene todo. La grabación de llamadas es automática: comienza al empezar la llamada y finaliza también de forma automática con esta.

Para iPhone tenemos ‘TapeACall Pro’. En este caso, es de pago (cuesta 11,99 euros), pero es la mejor opción porque en otras, directamente, tenemos que pagar por cada minuto que grabamos mediante un saldo que tendremos que recargar. Con TapeACall, en cambio, pagamos una vez y nos evitamos tener que realizar más pagos. También tenemos una versión gratuita, pero solamente podremos grabar los primeros 60 segundos.

En iOS no se permite grabar mientras se realiza una llamada, por lo que los desarrolladores se las han tenido que ingeniar para solucionarlo: lo que han hecho, concretamente, es que la aplicación añada a una tercera persona a la conversación (que realmente es un ordenador) que es quien graba.