¿Es mala la carga rápida para la batería del móvil?

De un tiempo a esta parte es habitual encontrar un texto como el que sigue cuando hablamos de un dispositivo nuevo: ‘el (nombre del dispositivo) tiene 3.200 mAh de batería, aunque si esto te parece poco podemos usar la carga rápida que viene por defecto’. Y es cierto: a la escasez, en ciertos terminales, de autonomía propia, bueno es saber que podemos conectarlo a la red durante quince o veinte minutos e inyectarle la energía suficiente para llegar al final del día sin quedarnos colgados. Una vez llegó la carga rápida a nuestras vidas, la polémica no tardó en surgir: ¿era ésta una tecnología saludable para nuestro móvil?, ¿podríamos usarla siempre y nuestra batería no sufriría daño alguno, sin contar, claro, el desgaste propio de su utilización?

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Rápidamente, la sociedad se dividió en dos: los que afirmaban que sí, que la carga rápida debía, por necesidad, desgastar el terminal y los que afirmaban que se trata de otra leyenda urbana, que usar la carga rápida no afectaba para nada y que pertenecía al campo de otros bulos similares como los que afirman que el terminal no se puede usar mientras se carga o que es nocivo para el mismo dejarlo conectado a la red eléctrica toda la noche. Ahora, un estudio que se acaba de publicar parece darles la razón a los primeros: usar la carga rápida disminuye la vida útil de la batería de nuestro teléfono.

Carga rápida, ¿Sí o no? Al parecer, ya tenemos respuesta

Así parece haberlo demostrado un nuevo estudio elaborado por la Universidad de Purdue, en Estados Unidos. El estudio, dirigido por el profesor adjunto de ingeniería mecánica Keije Zhao, ha demostrado, al parecer, que la carga rápida degrada los componentes de las baterías de litio de nuestros móviles y otros dispositivos como ordenadores, automóviles. El estudio prueba que la carga rápida provoca un daño irreversible en los electrodos de la pila, polarizándola y haciendo que pierda su capacidad de carga a medida que se usa. Así lo explica el propio Zhao:

carga rapida 02

‘Cuando la batería se carga, los iones realizan un movimiento de atrás hacia delante entre los dos electrodos negativo y positivo. Al interactuar con las partículas de los electrodos éstos se rompen y degradan con mayor rápidez. Este desgaste es más acusado cuando se conecta el móvil haciendo uso de la carga rápida’

Para demostrarlo, los investigadores participantes en el estudio construyeron un modelo en tres dimensiones del dispositivo, analizando posteriormente todos los cambios producidos en la batería en los estados de carga y descarga. Además se sirvieron de la ayuda de una máquina de rayos X con inteligencia artificial para escanear cientos de partículas de electrodos de una batería de litio, utilizando para ello algoritmos de aprendizaje automático. Los investigadores pudieron, de este modo, localizar las zonas de la batería que se dañaron usando la tecnología de carga rápida.

carga rapida 03

Los investigadores, además de concluir que la carga rápida disminuye la vida útil de las baterías, aseguran que aún no se ha encontrado una solución efectiva para que esto no ocurra. Algunas marcas, como Samsung, habilitan entre sus funciones la posibilidad de que el usuario pueda usar, o no, la carga rápida. Desde aquí aconsejamos a todos los usuarios que tengan un móvil con carga rápida que la usen solo en casos de necesidad, usando en el resto de ocasiones un cargador de la marca con menor potencia.

Vía | El Mundo

Otras noticias sobre...