Mitos y realidades sobre las baterí­as de los móviles

Una de las cosas que más importan al usuario de teléfonos móviles es la duración de la baterí­a. Hemos creado una dependencia tal que, el mero hecho de pensar que vamos a quedarnos sin baterí­a a lo largo del dí­a, nos llega a crear estrés. Los cuidados y mantenimientos a los que les sometemos pueden ser, a veces, más perjudiciales que beneficiosos. Existe mucho mito acerca de las baterí­as de los móviles. Las baterí­as actuales no tienen nada que ver con las antiguas NiMH o NiCD. Éste tipo de baterí­as debí­an apagarse completamente, por ejemplo, y ser cargadas hasta el 100%, debido al efecto memoria. Ahora usamos baterí­as de litio, que no tienen nada que ver con las ní­quel metal ni con las ní­quel cadmio.

No obstante, muchas ideas falsas se han mantenido desde entonces. Hemos reunido 10 mitos y realidades de las baterí­as de ion litio de los móviles, para que cuides mejor de tu baterí­a o no estés tan pendiente de ella.

Mitos y realidades sobre las baterí­as de los móviles

Es perjudicial dejar cargando el móvil durante toda la noche

Hay mucha gente que piensa que dejar el móvil cargando toda la noche es perjudicial, ya que éste puede sufrir un sobrecalentamiento. Creemos, erróneamente, que es nocivo para la baterí­a porque no deja de entrar energí­a continuamente. Pero lo cierto es que las baterí­as tienen un limitador de energí­a que se activa cuando detecta que ya está totalmente cargada.

Esto significa que, cuando el terminal llegue al 100%, se pone en marcha el limitador de energí­a, impidiendo que llegue la misma cantidad que cuando está en proceso de carga. Eso no quiere decir que sea bueno dejar el terminal más allá de la noche. En cargas de más de 12 horas, el móvil puede sufrir calentamientos. Y no hay nada peor para la baterí­a del móvil que las altas temperaturas.

mitos y realidades sobre las baterí­as

Pon a cargar el móvil cuando se haya apagado del todo y hasta el 100%

El llamado efecto memoria lo tenemos tan incrustado en alguna parte de, valga la redundancia, nuestra memoria, que aún creemos que tiene validez. ‘Hay que dejar que el móvil se descargue del todo y luego cargarlo hasta el 100%. La realidad es bien distinta. Cuando dejamos que el terminal se agote hasta el 0% y, luego, lo llevamos hasta una carga completa, estamos sometiéndolo a un proceso de estrés descomunal.

Os lo explicamos de un modo muy sencillo: la vida de las baterí­as la componen los ciclos de carga. Imaginaos que una baterí­a (porque no es posible determinar, a ciencia cierta un número exacto) tiene 500 ciclos de carga antes de que empiece a disminuir su vida útil. Con las baterí­as de antes, cada vez que conectábamos el móvil a la red se contaba como ciclo completo de carga. ¿Qué quiere decir esto? Pues que con enchufar el terminal a la red 500 veces ya í­bamos a notar que la baterí­a se iba gastando más rápidamente.

Baterí­a

Con las baterí­as de litio la cosa es bien distinta, pues cuenta los ciclos de carga una vez se ha gastado completamente la baterí­a. Nos explicamos: tienes el móvil al 100%. Dejas que se descargue hasta el 50%. Lo vuelves a cargar al 100% y dejas que se descargue, nuevamente, hasta el 50%. Esto cuenta, en el caso de las baterí­as de litio, como un ciclo de carga completo. En el caso de las cadmio y metal, habrí­a contado como dos ciclos.

Es por ello que se recomienda mantener el móvil en una carga que oscile entre el 20% y el 80%. 

Usa siempre el cargador oficial del fabricante para cargar el móvil

Ojo, que este mito puede llevar a engaño. No nos estamos refiriendo a que valga CUALQUIER tipo de cargador. No es muy aconsejable que compres cargadores baratos, de apenas 4 o 5 euros en un bazar de dudosa reputación o en cualquier estación de servicio en la que pares. Cualquier cargador de una marca de calidad contrastada te valdrá para cualquier móvil que uses, mientras que las conexiones coincidan, claro. No temas usar el cargador de tu Samsung Galaxy S8 en en Huawei P10 Plus. Eso sí­, repetimos, cuidado con los cargadores súper baratos.

Las aplicaciones de ahorro de baterí­a mejoran su vida

Existen aplicaciones que aseguran mejorar ostensiblemente la vida natural de la baterí­a de nuestros teléfonos. La realidad es bien distinta: los sistemas Android e iOS ya llevan en su interior un gestor de memoria RAM que optimiza el rendimiento de nuestro teléfono, manteniendo y cerrando las aplicaciones que usamos.

Mejorar consumo de baterí­a en Android

Las aplicaciones que dejamos en segundo plano usan una parte de la caché interna de nuestro móvil y no precisan de memoria RAM, por lo que el gasto de baterí­a es mí­nimo. Es más: si instalamos una aplicación para que cierre las aplicaciones en segundo plano, estamos forzando el sistema e impidiendo que funcione de modo natural. Y, al final, gastamos más baterí­a de la que ahorramos.

Nunca uses el teléfono mientras lo cargues

No. No va a pasar absolutamente nada de nada porque uses tu teléfono mientras lo cargues. Lo único que vas a sentir es que se va a cargar más lento, por algo evidente: cada vez que coges el teléfono la baterí­a se desgasta. Si notas, no obstante, que el móvil se calienta demasiado mientras carga y lo usas, es mejor que lo dejes. Como ya dijimos antes, no hay nada peor que las altas temperaturas para la vida de una baterí­a.

Es beneficioso para la baterí­a dejar que se gaste del todo

Volvemos a lo de antes: ya no usamos baterí­as de cadmio o metal. Ahora, con las baterí­as de litio, debemos acostumbrarnos a cargar el móvil cada vez que lo necesitemos, sin esperar a que se descargue. Eso sí­, cada tres meses, no es perjudicial que calibremos la baterí­a de nuestro móvil. Esto no quiere decir que, una vez realizado el proceso, nuestra baterí­a haya ganado vida. La vida de la baterí­a es la que es. No hay más, no existen los milagros.

El proceso de calibrado de baterí­a nos sirve, simplemente, para que el porcentaje de baterí­a se ajuste a la realidad. ¿Cuántas veces nos ha pasado que, llegados al 40%, se ha descargado muy lentamente? ¿Y del 80% al 40% iba como un rayo? Simplemente, este proceso se realiza para tener una guí­a fidedigna del porcentaje de nuestra baterí­a. Es todo. Si no la calibramos nunca, no hay mayor problema.

Cómo calibrar tu teléfono Android

  • Cárgalo completamente, con la pantalla encendida, enchufado a la red eléctrica.
  • Cuando haya llegado al 100%, desconecta y apaga el móvil.
  • Conéctalo de nuevo a la red, estando apagado, y espera a que el indicador llegue a 100%. Si ya estaba en el 100%, desconecta.
  • Espera a volver a cargarlo hasta que se vací­e completamente, es decir, hasta que el teléfono se apague.
  • Cárgalo en la red hasta que llegue al 100%. La baterí­a, entonces, estará calibrada.

 

Consejos para cuidar la baterí­a de litio del móvil

No importa si dejamos mucho tiempo el móvil sin baterí­a

Cuando compramos un móvil, siempre viene con un poco de carga. Hay veces, incluso, es que lo recibimos con un 70% de baterí­a. Y esto es porque, si vamos a tener el móvil apagado durante bastante tiempo, lo mejor es que lo almacenemos con un porcentaje entre el 70% y el 40%. Si dejamos el móvil durante unas semanas sin carga puede ser que lo perdamos para siempre. Esto se debe a un fenómeno llamado ‘pasivación’. Cuando llevamos más de una semana sin usar la baterí­a, ésta crea una capa de cloruro de litio sobre la superficie de la pila. Si esta capa es muy gruesa, puede que ya nos resulte imposible cargar de nuevo el móvil.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...