Mi iPhone 13 y 13 Pro se calienta al cargar: 5 consejos para enfriar el teléfono

Una de las cosas que más preocupa a los/as dueños/as de un iPhone es que se sobrecaliente y aparezca el famoso mensaje de que no se puede usar el teléfono hasta que se enfríe. Si tu iPhone 13 o 13 Pro es de los que se calienta al cargar, te traemos 5 consejos para enfriar el teléfono y que esto no llegue a mayores.

Mi iPhone 13 y 13 Pro se calienta al cargar: 5 consejos para enfriar el teléfono

1. Renunciar a la carga rápida y utiliza un adaptador de menor potencia

Aunque los cargadores de 20 W son los correctos para cargar tu iPhone 13 o 13 Pro, si notas que se está calentando en exceso al cargarse y te da miedo que la batería salga perjudicada, puedes probar a prescindir de él. En vez de usar el cargador USB-C de carga rápida, prueba a utilizar uno de menor potencia (por ejemplo, los antiguos de 10 W). Esto hará que el iPhone se cargue más lentamente y que por ende, al entregar la energía más lentamente, no se caliente tanto.

Eso sí, usa siempre cargadores originales.

2. Adecuar la temperatura exterior

El rango de temperatura ideal para un iPhone suele ser entre 0 y 35 grados, y aguanta temperaturas exteriores de entre -20 y 45 grados centígrados. Para evitar que alcance una temperatura elevada mientras carga, sigue estas indicaciones:

  • Evita exponer tu iPhone a la luz solar directa mientras está cargando,
  • No lo dejes cerca de equipos que generen calor, como son hornos o radiadores.
  • Quítale la funda o carcasa para que el teléfono esté lo más «desnudo» posible y pueda enfriarse más rápido.
  • Si hace mucho calor en la habitación donde está cargando el iPhone, trata de bajar la temperatura ambiente. También puedes ponerlo sobre una superficie fría (una encimera de mármol, por ejemplo) o llevarlo al baño, que suele ser la habitación más fría de la casa.

OJO: Bajo NINGÚN concepto se te ocurra meter el iPhone en la nevera o en el congelador, pues podría resultar nefasto. Tampoco le pongas hielos alrededor. Créenos, no es buena idea.

temperatura-iphone

3. Quita la Wi-Fi o los datos

Otro consejo que te podemos dar para enfriar tu teléfono es que le retires temporalmente la conexión a la red wifi mientras lo cargas en tu casa o en alguna otra red inalámbrica, o los datos si no estás conectado a ninguna. Esto hará que el dispositivo no se esfuerce por mantenerse conectado a la red y que su temperatura decaiga.

4. Evita las actualizaciones en segundo plano

Algo que suele calentar el iPhone en exceso son las actualizaciones de aplicaciones. Generalmente aprovechamos para darle al botón de actualizar cuando el teléfono está cargando tranquilamente, pero cuidado: si tienes un número elevado de actualizaciones (ya sea de apps o también porque haya una nueva versión del sistema operativo), no lo dejes actualizando en segundo plano. Esto hace que el iPhone emplee una gran cantidad de energía y que, por lo tanto, adquiera temperatura. Si se mantiene así por mucho tiempo, puede llegar a sobrecalentarse y a afectar al rendimiento del dispositivo.

5. Apaga el teléfono durante varios minutos

Dependiendo de la temperatura del teléfono, podrás mantenerlo apagado más o menos tiempo. Muchas veces el iPhone está realizando actividades en segundo plano de las que no somos ni conscientes, y esto (sumado al hecho de que esté cargando) puede hacer que se sobrecaliente. Tenerlo apagado un buen rato, hasta que alcance una temperatura que creas normal, puede prevenir fallos indeseados o problemas a largo plazo con la batería.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.