operadoras-acuerdo-02

Escepticismo. Y en grandes cantidades. Esto es lo que hace falta para afrontar el acuerdo firmado por las principales operadoras telefónicas, según el cual se comprometen a no molestar a los usuarios con llamadas promocionales para ofrecer servicios de forma sistemática y, porqué no reconocerlo, muy irritante. Eso sí­, quien hizo la ley, hizo la trampa, y a las normas de buena conducta que han acordado las empresas seguro que se unirán algunas medidas para regatear el compromiso de cara a seguir insistiendo al usuario con “ofertas”.

Pero vayamos por partes. Esto no significa que las empresas ya no vayan a llamar a los usuarios, sino que lo harán con un código que busque incordiar lo menos posible. Para empezar, establecen unos horarios que consideran razonables: de lunes a viernes entre las 9.00h y las 22.00h, y los sábados de 9.00h a 14.00h. Domigos y festivos serán dí­as de tregua. Además, no podrán exceder los tres intentos al mes en el caso de que el usuario no responda a las llamadas, evitando además volver a contactar con el posible cliente en tres meses si éste rechaza una promoción.

operadoras-acuerdo-01

Y siguen. A partir de este acuerdo, las operadoras deberán identificarse desde el primer momento, y ya no podrán llamar desde número ocultos para jugar con las expectativas de los usuarios. Otro punto que ha llamado la atención es que el contenido de las ofertas no podrá ser ambiguo ni engañoso, además de no poder caer en competencia desleal.

Otro de los puntos interesantes del acuerdo, firmado por Telefónica, Vodafone, Orange, Yoigo y ONO es que el usuario no podrá estar sometido a tiempos de espera por parte del teleoperador que tenga al otro lado del teléfono. Así­, se limita a tres segundos el tiempo desde que descolgamos hasta que nos atienden.

No olvidemos, como decí­amos al inicio, que este compromiso es más bien un código deontológico, de modo que para nada es de carácter vinculante. Dicho más claro: las operadoras pueden seguir actuando como hasta ahora, con la única diferencia de que podrí­an controlarse entre ellas para vigilar la satisfacción del usuario.

En cualquier caso, algunas de las medidas podrí­an seguir considerándose molestas. El hecho que se continúe llamando en sábado (algunas compañí­as, por ejemplo, no permiten algunas operaciones ese dí­a, como las bajas) o que el horario entre semana se extienda hasta las diez de la noche son prácticas que algunos usuarios pueden calificar, con razón, de verdaderos incordios.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...