Lo que nos gustarí­a que tuviese el iPhone 5 (y no veremos) 1

Un sorprendente ví­deo lleva semanas campando a sus anchas por Internet. Se trata de una recreación basada en un concepto procedente de un (visionario) aficionado al teléfono de Apple, aunque no son pocos los que creen que realmente refleja las futuras prestaciones del iPhone 5. Nada más lejos de la realidad. Con caracterí­sticas más cercanas a la ciencia-ficción que a las funcionalidades propias de un smartphone, ese iPhone 5 de fantasí­a ha hecho que se le caiga la baba a más de un expectante usuario, y conviene recordar que hasta la fecha poco o casi nada es lo que se sabe a ciencia cierta sobre el próximo manzanófono.

De cualquier modo, conviene repasar qué es lo que presenta el concepto de iPhone 5 (recuerda que al comienzo del ví­deo se subraya el carácter ficticio de la representación que se presenta) para intentar dar con la clave de porqué el nuevo teléfono de Apple no se las gastarí­a con esas caracterí­sticas futuristas.

Para empezar, tenemos el diseño ultradelgado. Más allá del hecho de que lo que se muestra en imagen es una maqueta con un flagrante tufillo a cartón satinado, la posibilidad de que se desarrolle un smartphone de semejante grosor en esta generación resulta muy remota. En el ví­deo vemos una propuesta que, a vuela pluma, puede marcarse en los dos o tres milí­metros de perfil.

Lo que nos gustarí­a que tuviese el iPhone 5 (y no veremos) 2

En ese caso, y teniendo en cuenta que precisamente el apartado de las baterí­as es de los menos avanzados de cuantos componen las especificaciones de los terminales de la presente generación, resulta muy complicado hacer encaje de bolillos para incrustar una fuente de alimentación portátil en semejante sí­lfide. Y eso por no dedicarnos a otros componentes fundamentales, que difí­cilmente tendrí­an cabida en tan poco espacio.

Sigamos. Vemos también que este concepto tiene un teclado láser que se proyecta sobre una superficie y detecta la posición de nuestros dedos para interactuar como si fuese un teclado fí­sico de formato clásico. Muy espectacular, pero tan sorprendente como improbable. Cierto que esta tecnologí­a existe (se conoce como HLP), y que tiene en los sectores educativo y corporativo sus principales campos de aplicación.

Pero hasta donde se sabe, la sensibilidad de estos sistemas aún no es tan precisa como para incluirla en un dispositivo tan pequeño como un teléfono móvil. Eso por no hablar del ángulo de inclinación necesario para poder proyectar el teclado, que requerirí­a de accesorios para sostener el teléfono en la posición adecuada. Y otra cosa no, pero si a algo no le gusta Apple es lanzar terminales que compliquen la vida del cliente (excepto en el caso del iPhone 4 y el AntennaGate, pero eso es harina de otro costal).

Lo que nos gustarí­a que tuviese el iPhone 5 (y no veremos) 3

En esta misma lí­nea, podrí­amos descartar la presencia de un proyector holográfico como el que muestra la entusiasta recreación del fan de Apple que ha generado el ví­deo que nos ocupa. No es un disparate pensar que un móvil integre un picoproyector (la surcoreana Samsung tiene un modelo, el Samsung Beam, limitado al mercado asiático, que dispone de un pequeño proyector láser), aunque en este caso, la propuesta que esgrime este concepto va más allá.

Lo que se muestra es la posibilidad de proyectar holografí­as, que está muy bien si tenemos una unidad R2D2 y necesitamos pedirle ayuda a Obi-Wan Kenobi, pero se nos complicará la cosa si lo que queremos es reproducir ví­deos usando un móvil como fuente de proyección. Esta tecnologí­a está en la hoja de ruta de muchas firmas (IBM predice que en 2015 podrí­an empezar a verse las primeras muestras de estos sistemas), aunque por el momento no pasa de ser una fantasí­a futurista que, no obstante, nos alegrarí­a mucho ver el dí­a que Tim Cook presente el iPhone 5. No obstante, si quieres ahorrarte una desilusión, conviene que te hagas a la idea de otras prestaciones más prosaicas y funcionales.

Fuente: Aatma Studio

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...