Samsung baterí­a

Ya hemos hecho mención en varias ocasiones que los retos de la generación smartphone de 2012 pasa por disparar la potencia de los terminales a í­ndices por encima de lo que conocimos el año pasado -con la ayuda, por ejemplo, de procesadores de cuatro núcleos de Samsung, NVIDIA, Texas Instruments o, incluso, Intel-, así­ como mejorar la calidad de las cámaras de fotos, en trincheras que no tengan porqué estar instaladas en la guerra de los megapí­xeles.

No obstante, según vamos conociendo por parte de los principales fabricantes, dar solución al acuciante problema de autonomí­a del que adolecen los móviles inteligentes de última generación es otra de las misiones principales que parecen ocupar la agenda de las firmas superventas.

Samsung baterí­a

Según te contamos en su momento, Apple habrí­a patentado una tecnologí­a basada en células de hidrógeno, mientras que Nokia y LG llevarí­an años estudiando nuevos sistemas de alimentación que sirvan para ampliar la autonomí­a de sus dispositivos.

Desde la surcoreana Samsung no son menos, y desde el medio norteamericano CNET sabemos que entre los planes de la firma para este 2012 está desarrollar medios que hagan posible que las baterí­as se mantenga activas durante jornadas de trabajo más prolongadas de lo que lo hacen actualmente.

Así­ lo aseguró durante el pasado CES 2012 Kevin Packingham, vicepresidente de Innovación de Samsung, durante una charla en la que reconoció que el objetivo de la compañí­a es conseguir que el usuario pueda mantener el dispositivo encendido haciendo un uso moderado o intensivo durante todo un dí­a.

Dicho de otro modo: Samsung quiere que la baterí­a de nuevos móvil inteligente llegue a aguantar unas 16 horas -entendiéndose este periodo como el margen entre que empezamos el dí­a hasta que volvemos a la cama para descansar-.

Samsung baterí­a

La tarea resulta aún más sorprendente, según reflexionan desde Phone Arena, si tenemos en cuenta que a lo largo de este año aparecerán no pocos modelos basados en tecnologí­a de cuarta generación en sus conexiones –LTE, o Long Term Evolution-, un sistema de comunicación que no será clemente con la autonomí­a del dispositivo donde funcione.

Es por ello que, aunque el objetivo que anunció Packingham se estudiará durante 2012, es poco probable que Samsung muestre durante este año algún terminal capaz de desarrollar una autonomí­a similar. Mientras tanto, parece, la solución pasa por las baterí­as potentes y de alta carga.

Así­ lo mostró la propia firma durante el segundo semestre del año pasado con el Samsung Galaxy Note, un terminal que cargaba una unidad de nada menos que 2.500 miliamperios, capaz de aguantar teóricamente hasta diez horas en uso intensivo.

El Samsung Galaxy Nexus también apostó por una carga amplia, de 1.750 miliamperios, que ofrece pistas acerca de la unidad que podrí­a llevar el Samsung Galaxy S3, el dispositivo que esperamos, según los últimos rumores, que sea presentado el próximo 26 de febrero y que, en virtud de las prestaciones de las que ya se viene hablando sin respaldo oficial, requerirá de una baterí­a que esté a la altura de las circunstancias -ya que se plantea que lleve una pantalla bien generosa, con una resolución muy potente, así­ como un procesador de cuatro núcleos que, de otro modo, podrí­a poner en jaque a la autonomí­a del terminal-.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...