samsung galaxy s vs samsung galaxy s advance

Al catálogo de Samsung ha llegado un nuevo miembro de la familia Galaxy. Se trata del Samsung Galaxy S Advance, otra versión más del veterano terminal que se presentó en 2010 y que llegaba para revolucionar el mundo de los smartphones con la plataforma móvil de Google: Android. El tiempo ha pasado y ahora en 2012, la famosa familia Galaxy sigue apostando por nuevos móviles capaces de satisfacer al cliente en todos los sectores: desde los más exigentes a los que quieren un móvil inteligente con el que poder estar conectados en todo momento y poder gestionar con facilidad su actividad en Internet, ya sea por redes sociales como por correo electrónico o mensajerí­a instantánea.

A continuación vamos a ver qué aspectos ha mejorado Samsung en el nuevo terminal comparándolo con el modelo original -ese que comenzó a llamarse Samsung Galaxy S– y del cual ya se han visto más de dos versiones sin cambiar nada de su exterior. en cambio con Samsung Galaxy S Advance las cosas cambian. Pero para ello, veamos parte por parte qué diferencias existenten entre ambos equipos:

samsung galaxy s vs samsung galaxy s advance 01

Diseño y pantalla

Uno de los principales cambios que se pueden apreciar en el nuevo Samsung Galaxy S Advance es que su diseño es curvo. Samsung ha seguido la lí­nea que comenzó con el Nexus S -el segundo móvil oficial de Google- y lo ha implantado en el nuevo terminal. Claro que las pantallas de ambos terminales son de cuatro pulgadas con unas resoluciones que alcanzan los 480 x 800 pí­xeles. Además, los paneles son de tipo Súper AMOLED, con lo que se garantiza una buena experiencia de visionado.

Mientras, en las medidas y peso también se pueden encontrar diferencias; Samsung Galaxy S Advance pesa algo más: 120 gramos frente a los 119 gramos del Samsung Galaxy S. Pero el último modelo de la compañí­a surcoreana es más delgado. Su grosor es de 9,69 milí­metros frente a los 9,9 milí­metros del modelo original.

Conectividad

En ambos casos estamos ante móviles avanzados capaces de conectarse a Internet por varias ví­as como pueden ser puntos inalámbricos WiFi de alta velocidad o con redes 3G de última generación. Además, también hay que sumar la posibilidad de compartir archivos con otros equipos con el uso de tecnologí­a bluetooth o poder guiarnos por calles o carreteras gracias al receptor GPS.

Por otro lado, también hay conexiones fí­sicas como un puerto microUSB con el que sincronizar y cargar la baterí­a. O, una salida de audio de 3,5 milí­metros donde conectar unos auriculares por cable o unos altavoces. Es decir, en este apartado los dos móviles tienen el mismo tipo de conexiones.

samsung galaxy s vs samsung galaxy s advance 02

Cámara de fotos

En el caso de las cámaras de fotos que equipan los dos modelos cabe decir que usan un sensor de cinco Megapí­xeles que son capaces de grabar ví­deos en alta definición de hasta 720p. Sin embargo, la diferencia radica en que Samsung Galaxy S no viene acompañado de un Flash integrado, mientras que el nuevo modelo –Samsung Galaxy S Advance– sí­ que lo lleva y es de tipo LED.

Además, en la parte frontal hay cámaras para poder hacer videoconferencias con los contactos. Samsung Galaxy S lleva una VGA, mientras que la resolución de la del Samsung Galaxy S Advance asciende hasta los 1,3 Megapí­xeles.

Potencia y memoria

Otros de los aspectos que se ven reforzados en Samsung Galaxy S Advance son los apartados de su procesador y de su memoria interna. Mientras que Samsung Galaxy S lleva un procesador de un solo núcleo con una frecuencia de un GHz, Samsung Galaxy S Advance tiene la misma frecuencia multiplicada por dos. Es decir, equipa un procesador de doble núcleo.

Por su parte, la memoria RAM también aumenta en el nuevo modelo pasando de los 512 MB de la versión original a los 768 MB. La memoria de almacenamiento queda intacta: habrán dos versiones (8 y 16 GB) y la posibilidad de aumentarla con el uso de tarjetas de memoria MicroSD de hasta 32 GB.

samsung galaxy s vs samsung galaxy s advance 03

Sistema operativo

Cuando en 2010 se lanzaba el Samsung Galaxy S original, en su interior llevaba instalada la versión Android 2.1 Eclair. A dí­a de hoy ya tiene instalada la versión Gingerbread, la misma que trae Samsung Galaxy S Advance instalada. Aunque en este último caso se presupone que Android 4.0 podrí­a llegar en algún momento de este primer cuarto de año como ocurrirá con otros modelos del catálogo del gigante asiático.

Baterí­a

Samsung ha optado por incluir en Samsung Galaxy S Advance la misma baterí­a que incluyó en el modelo de 2010. Dicho de otro modo, el nuevo integrante de la familia Galaxy lleva una baterí­a de 1.500 miliamperios, que si sigue los mismos pasos del modelo original, según Samsung su autonomí­a deberí­a llegar a las 6,5 horas en conversación y 24 dí­as en tiempo de espera. Aunque claro, todos estos números dependerán del uso que cada usuario dé a su terminal.

samsung galaxy s vs samsung galaxy s advance 04

Conclusiones

Samsung ha actualizado su gama media. Y es que si hace algo menos de dos años el Samsung Galaxy S correspondí­a a la gama alta del fabricante, este Samsung Galaxy S Advance en pleno 2012 se posiciona como la gama media, ya que terminales como Samsung Galaxy S2 o Samsung Galaxy Note -el modelo hí­brido- están un peldaño más arriba.

Sin embargo, las diferencias -no muchas- sí­ que merecen la pena para el futuro comprador. Tendrá más potencia con un procesador de doble núcleo y más memoria RAM que hará que, la soltura en el funcionamiento del dí­a a dí­a, sea latente. Además, sus cámaras también mejoran. Aunque la principal seguirá con un sensor de cinco Megapí­xeles se le añade un Flash con el que mejorar las capturas cuando la luz ambiente no acompañe la escena. Mientras que la cámara frontal aumenta su resolución y se podrán tener charlas por ví­deo con más definición de imagen.

Aun así­, Samsung Galaxy S sigue estando en el catálogo de ofertas de los principales operadores de móviles y sigue siendo una buena opción para aquellos usuarios que no quieren gastarse un dineral en un nuevo móvil, pero que no quieren dejar de lado las múltiples conexiones para poder visitar Internet, compartir momentos en redes sociales o consultar el correo electrónico.

Por último, con Samsung Galaxy S Advance -previo anuncio oficial por parte de la compañí­a- podrí­a ser uno de los candidatos a recibir la pertinenete actualización a Android 4.0 que ya lleva Samsung Galaxy Nexus.

Tags: