iPhone 5

Hablar de formatos de pantalla en teléfonos táctiles es hacerlo sobre la férrea defensa numantina que desde Apple han estribado desde hace cinco años sobre la idoneidad de las 3,5 pulgadas como el tamaño perfecto para un smartphone. Mientras la competencia ha apostado por diversificar, reservando ese estándar para los terminales de gama media ””incluso llegando a vastas medidas, como en el caso del Samsung Galaxy Note, con sus 5,3 pulgadas””, los de Cupertino se han hecho fuertes en el estándar que, desde 2007, vienen empleando en las cuatro generaciones que conocemos del manzanófono.

iPhone 5

Eso, sin embargo, podrí­a cambiar en 2012. La agencia de noticias Reuters sostiene que, según fuentes surcoreanas, el iPhone 5 ””o nuevo iPhone, como empezamos a temernos que podrí­a llegar a llamarse la edición que verí­a la luz en este año”” tendrá un panel de 4,6 pulgadas. Has leí­do bien. Nada menos que 4,6 pulgadas que harí­an que el quinto dispositivo de la serie iPhone miniaturizase a las ediciones que ya conocemos. Desde Reuters se remiten al rotativo de Corea del Sur Maeil Business, donde protegen la identidad de una fuente que habrí­a tenido acceso a una información que señala directamente a Apple como solicitante de pantallas Retina con la citada medida.

Ante esto, las empresas candidatas a ser las proveedoras de los paneles, las surcoreanas Samsung y LG, habrí­an decidido no hacer declaraciones al respecto ante Reuters. Supuestamente, ambas compañí­as suministrarí­an a Apple pantallas OLED dotadas de una resolución acorde con la indefinida definición Retina. En los iPhone 4 y iPhone 4S, este concepto entrañaba el desarrollo de una concentración de 326 puntos por pulgada, aunque en el nuevo iPad la condensación se ha quedado en 264 puntos por pulgada ””a razón de un espectacular lienzo de 2.048 x 1.534 pí­xeles””. Es por ello que resulta difí­cil precisar a qué resolución desarrollarí­a el iPhone 5 en caso de acoplarse a la categorí­a Retina en un panel de 4,6 pulgadas.

iPhone 5

Por supuesto, no podemos dejar de recordar la argumentación sostenida por Apple mientras Steve Jobs estaba al frente de la compañí­a, según la cual el modelo óptimo para controlar una pantalla táctil se sitúa en las 3,5 pulgadas. Con este tamaño se consigue que todo el área del panel sea accesible controlando con una sola mano el terminal, mientras que los formatos por encima de las cuatro pulgadas alejan esta facilidad de uso en caso de no tener una mano lo suficientemente grande. También argí¼í­an que el formato de las 3,5 pulgadas resulta mucho más cómodo a la hora de transportar el teléfono en el bolsillo, logrando unas medidas mucho más llevaderas.

Toda esta lí­nea de razonamiento quedarí­a en agua de borrajas en caso de que, como adelantan desde Reuters, Apple se decida finalmente a lanzar un iPhone 5 que dispare de semejante forma sus dimensiones. No olvidemos que, según se dijo en los dí­as posteriores al fallecimiento de Steve Jobs, la versión inédita del iPhone que verí­a la luz este año fue la última creación en la que participó de pleno, llegando a construirse incluso un prototipo.

No obstante, entonces se habló de que se tratarí­a de un modelo con pantalla de cuatro pulgadas. De ser esto cierto, la decisión de ampliar las dimensiones del iPhone para competir con Samsung, Nokia o Motorola ””o con la inminente amenaza china de Huawei y ZTE, que pretenten asaltar el mercado con smartphones de calidad a precios relativamente asequibles”” serí­a la primera con la firma de la nueva dirección que toma la nave con Tim Cook al timón.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,