Facetime

Cuando se presentó Facetime, Apple se esforzó en señalar que el servicio funcionarí­a sobre redes Wi-Fi de forma exclusiva hasta que fuesen capaces de llegar a acuerdos con las operadoras para hacer que su peculiar forma de entender las videollamadas pudiesen operar sobre las redes de datos. Corrí­a el año 2010, acababa de quedar al descubierto el iPhone 4 y, pese al compromiso adquirido en la presentación, llegó el mes de enero de 2011 y Facetime siguió requiriendo la dependencia de un punto Wi-Fi. Hasta ahora. En teorí­a, al menos.

Facetime

Con iOS 6, anunciaron los de Cupertino el pasado 11 de junio, se estrenará por fin el servicio nativo de videollamadas sobre 3G. Aunque conviene hacer algunas matizaciones al respecto. Y es que si bien se prometió que Facetime llegarí­a a funcionar con redes de datos precisamente cuando se presentó el iPhone 4, este terminal no será compatible con las videollamadas si no estamos conectados a un punto Wi-Fi. Y lo mismo ocurrirá con el iPad 2. Así­, sólo el iPhone 4S y el nuevo iPad ””así­ como, presumiblemente, el próximo smartphone de Apple, el que provisionalmente se conoce como iPhone 5”” podrán usar la aplicación Facetime sobre 3G.

No obstante, incluso en estas condiciones, Facetime no las tiene todas consigo en su nueva faceta móvil. Recordemos una vez más que cuando fue presentado el iPhone 4, Apple anunció que iban a llegar a acuerdos con las operadoras para poder hacer uso de esta aplicación en redes móviles. Por el momento, no ha quedado claro si se ha realizado tal pacto. La compañí­a señala que Facetime no estará disponible en todos los mercados en estas condiciones, y que las compañí­as proveedoras de servicio se reservan aplicar cargos por el uso de los datos.

Facetime

Cierto es que hasta que no se estrene oficialmente iOS 6 no se dispondrá de toda la información al respecto del uso de los servicios que se estrenarán con la nueva plataforma. Es por ello que hasta otoño no sabrí­amos si las operadoras españolas contemplan algún tipo de solución para poder emplear Facetime en el iPhone 4S y el nuevo iPad sin poner en peligro la cuenta de datos. Y ya no sólo por el consumo que pueda suponer en la franquicia contratada, sino por el hecho de que no todas las compañí­as y tarifas permiten recurrir a servicios de voz sobre IP ””VoIP”” a través de sus cuentas de datos.

La ausencia de Facetime en el iPhone 4 y el iPad 2 no es la única que se manifiesta en iOS 6 como parte de una polí­tica que empuja a la obsolescencia a los terminales de Apple. Más flagrante aún es el caso del iPad de primera generación, que directamente estará impedido a la hora de realizar la actualización a la última versión de la plataforma de Apple para móviles y tabletas. Resulta todaví­a más sangrante el asunto cuando se sabe que el iPhone 3GS, un dispositivo anterior a la tableta que inauguró esta categorí­a de terminales, sí­ que podrá ponerse al dí­a con iOS 6. No obstante, la posibilidad de instalar esta versión del sistema en el móvil que Apple lanzó al mercado en 2009 se antoja como una serie de paños calientes si se tienen en cuenta las numerosas carencias de las que adolece iOS 6 en el iPhone 3GS y que te contamos hace unos dí­as.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , , , ,