iPhone 5

El iPhone 5 podrí­a ser el modelo con el que la familia de teléfonos de Apple firmara el fin de una era. Pese a que ha sido el terminal que mejor estreno comercial ha registrado desde que se estrenara la serie en 2007, datos conocidos recientemente vendrí­an a señalar que el último dispositivo presentado por los de Cupertino ha registrado una curva descendiente en la demanda por parte de los usuarios.

Según señala el rotativo norteamericano The Wall Street Journal, Apple habrí­a reducido sustancialmente sus pedidos de componentes para la fabricación del iPhone 5. La multinacional californiana es opaca en lo que a publicitar datos de ventas se refiere, limitándose a arrojar cifras en las citas que eventualmente reparte a lo largo del año, por lo que es difí­cil precisar qué tal se está comportando el último manzanófono en tiendas. No obstante, según asegura la citada publicación, habrí­an adolecido de una notable reducción en ventas respecto a las previsiones estimadas, motivo por el cual habrí­an trasladado a sus proveedores la necesidad de mermar la provisión de suministros.

iPhone 5

Pero no es The Wall Street Journal el único que apunta a esta posibilidad. Al otro lado del mundo, la publicación japonesa Nikkei señala en la misma dirección, aludiendo de nuevo al volumen de pedidos solicitados a los suministradores de componentes. Apunta el medio nipón que, efectivamente, LG habrí­a recibido notificación para que los pedidos de pantallas a proveer entre enero y marzo de este año sea menor que los enviados durante el cuarto trimestre de 2012. Ante esto, se extrae la conclusión de que Apple estarí­a enfocando la situación a una bajada en la producción de terminales, lo cual implicarí­a dos posibilidades.

De una mano, los de Cupertino habrí­an advertido que, pese al explosivo comienzo del iPhone 5 en el mercado, los usuarios han dejado de verse tentados por el dispositivo. Para justificar esto, basta con comprobar los elevados precios del terminal ””no sólo en formato libre, sino además en relación a las poco condescendientes polí­ticas de la compañí­a con las subvenciones por parte de las operadoras”” y la forma en que aprieta la competencia. Como muestra de esto último, sólo hay que comprobar el crecimiento exponencial de la familia Samsung Galaxy S, que en conjunto ya ha superado la barrera de los 100 millones de unidades vendidos.

Por otro lado, podrí­a interpretarse que Apple estarí­a bajando las revoluciones de producción ante la inminente presentación de un nuevo terminal. Se tratarí­a del iPhone 5S o el iPhone 6. Vistos así­, hablarí­amos, respectivamente, del equipo que mejora sensiblemente al iPhone 5 o de la próxima generación de teléfonos de la casa. No obstante, serí­a extraño que la compañí­a ampliase su catálogo antes de junio de este año, por lo que la reducción en la provisión de componentes resultarí­a quizás demasiado prematura si considerásemos esa posibilidad, lo cual revelarí­a que, efectivamente, el iPhone 5 se habrí­a convertido en el lastre en las previsiones de trayectoria del móvil que lo cambió todo.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,