Operadoras

La Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) informó en su última nota de balance el estado del parque de lí­neas móviles en nuestro paí­s. Y los resultados no fueron halagí¼eños para las grandes operadoras de nuestro paí­s. En total, se dieron de baja 159.938 lí­neas, siendo Movistar, Vodafone y Yoigo las principales damnificadas de una tendencia a la baja que se interrumpió en mayo.

La única de las grandes compañí­as que registró nuevas altas fue la operadora de origen francés Orange, que se anotó 42.000 lí­neas, uniéndose a un comportamiento que sólo fue imitado por las llamadas operadoras virtuales (OMV). Aunque el dato de Orange es positivo, es importante tener en consideración que su balance está condicionado por la compra de la OMV Simyo, adquirida por la multinacional francesa y que por primera vez computa sus lí­neas en el recuento de la operadora matriz.

Para el resto, los datos son notablemente negativos. En este sentido, la española Yoigo fue la que mayor caí­da manifestó. Nada menos que 121.900 contratos fueron resueltos en un movimiento que es inhabitual en la compañí­a participada mayoritariamente por la sueca TeliaSonera. Movistar se sitúa en segundo lugar en pérdida de lí­neas, siendo 102.440 las que dejaron de prestar servicio. Cierra el podio la firma de origen británico Vodafone, cuyas bajas llegaron a 90.920 lí­neas durante el pasado mes de junio.

Orange

En total, el parque actual de telefoní­a gestionado por las operadoras en nuestro paí­s se sitúa en 51,9 millones de lí­neas entre servicios de voz y datacards, repartiéndose las pérdidas de junio a razón de un 61 por cientos y un 39 por ciento, respectivamente. Esta caí­da supone una reducción del 4,9 por ciento de las lí­neas activas en España respecto al mismo periodo del año pasado. Con esto se refleja que no sólo se produjo un intenso proceso de portabilidades entre operadoras, sino que además hubo un margen de contratos que simplemente pasaron a desactivarse.

A pesar de esto, como decimos, el trasvase de clientes entre compañí­as gozó de buena salud. Fueron 550.121 las lí­neas que se portaron entre operadoras conservando la misma numeración, lo cual supone un incremento del 39 por ciento en esta maniobra respecto a junio de 2013. De todas ellas, unas 158.000 fueron a parar a servicios prestados por las distintas OMV, siendo Orange beneficiaria de 11.472 portabilidades. En un balance más general, las operadoras virtuales se hicieron con 195.870 nuevos clientes.

Resulta, cuando menos, curioso que Orange sea la única de las grandes que se salva de la sangrí­a de clientes, y aunque el hecho de que sus datos estén viciados por la incorporación de las cifras de Simyo, se da la circunstancia de que además durante el pasado mes de julio recibió el rapapolvo de la propia CMT. Desde el pasado año se puso en marcha el proceso de portabilidad en 24 horas, pero Orange habrí­a estado esquivando la normativa del regulador, ante lo cual éste llegó a advertir a la operadora francesa de la imposición de sanciones de hasta 8.000 euros por dí­a de incumplimiento de esta regla.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , , ,