Samsung

La guerra de los megapí­xeles se libra con munición de distinto calibre. Así­ está resultando durante este año y así­ parece que seguirá siendo el que viene. Al menos, si atendemos a los rumores tempraneros que ya empiezan a referirse al Samsung Galaxy S5. Sí­, S5.

La semana que viene se presentará el Samsung Galaxy Note 3, y la surcoreana, como es lógico por otro lado, estarí­a enfrascada en el desarrollo de la quinta generación de sus smartphones de cabecera. A través del medio especializado SamMobile hemos sabido que la compañí­a asiática está realizando pruebas con un sensor de 16 megapí­xeles con vistas a instalarlo en su siguiente súper móvil. Por desgracia, parece que habrí­an descartado la posibilidad de hacer que el Samsung Galaxy Note 3 estrenara esta caracterí­stica, desplazando su estreno al gama alta que conocerí­amos en 2014, con lo que repetirí­an la jugada que vienen compartiendo los Galaxy S y Galaxy Note desde hace un par de años.

Samsung Galaxy S5

El hecho de que el Samsung Galaxy S5 estrenara el nuevo sensor no sólo es interesante por la capacidad de distribuir megapí­xeles de que dispondrí­a, sino que algo más habrí­a captado la atención del medio coreano Naver ””artí­fice principal de la noticia””. En este caso, se tratarí­a de la presencia de un estabilizador óptico integrado en la cámara del hipotético Samsung Galaxy S5. Resulta destacable la presencia de esta prestación porque puestos a mejorar las posibilidades de captura de imagen y ví­deo en móviles, la necesidad de mitigar los tembleques y movimientos derivados por la sensibilidad de un dispositivo tan ligero se hace más que perentoria.

De hecho, esta tarea ya está en la hoja de ruta de muchos fabricantes. Pensemos en la finlandesa Nokia, por ejemplo. Sus Nokia Lumia 920, Lumia 925 y Lumia 1020 presumen con orgullo precisamente de esto. Y de hecho, en el modo de filmación de ví­deo la estabilidad que alcanzan en captura de alta definición FullHD es realmente destacable. En el Nokia Lumia 1020 habrí­an afinado todaví­a más esta mejora, aunque por el momento no estamos en disposición de asegurar hasta qué punto han implementado la estabilización.

Y ojo, porque el aumento en megapí­xeles y la presencia de un estabilizador no son los únicos puntos que destacarí­an en la cámara del nuevo Samsung Galaxy S5. La palabra mágica ””o el término mágico, más bien”” en este punto es 4K. Hablamos de un í­ndice de resolución que duplica los registros de lo que conocemos por FullHD, y parece que los fabricantes quieren anotarse este tanto en sus próximos buques insignia. La japonesa Sony habrí­a jugado bien sus cartas, siendo la primera que lo integrarí­a en el Sony Xperia Z1, terminal que conocerí­amos en apenas una semana al mismo tiempo que el Samsung Galaxy Note 3 ””el cual, por cierto, habrí­a podido desarrollar esta calidad de captura, aunque Samsung finalmente optase por no integrar dicha prestación””. Así­, la decisión de la surcoreana por no equipar su próximo tabletófono con la capacidad de filmar en 4K implicarí­a que el Samsung Galaxy S5 sí­ que apuntase en esa dirección. No obstante, este momento es demasiado prematuro para echar las campanas al vuelo y muchos meses nos separan del estreno del siguiente paso evolutivo en la cadena Galaxy S.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,