Wiko Ozzy

90 euros, Android 4.2 Jelly Bean y un completo perfil técnico. Esas son las grandes bazas del Wiko Ozzy, un teléfono con el que la multinacional pretende editar en nuestro paí­s los mismos resultados que en Francia, donde es el segundo fabricante que más móviles libres vende. Y con equipos como este Wiko Ozzy no es de extrañar. Está pensado para usuarios interesados en tener un smartphone cargado de prestaciones, aunque éstas no sean las más punteras del momento. Prácticamente nada le falta al equipo: pantalla táctil de 3,5 pulgadas, cámara de dos megapí­xeles, memoria interna de cuatro GB ampliable con tarjetas microSD, procesador de doble núcleo y conexiones Wi-Fi, 3G, Bluetooth, GPS, microUSB y ranura dual SIM.

Y todo esto, como decimos, por un precio de sólo 90 euros en formato libre, con lo que podrí­a usarse con cualquier operador sin ataduras de ningún tipo. Para completar los puntos fuertes del Wiko Ozzy hay que señalar que los í­ndices oficiales del fabricante arrojan una autonomí­a en uso de entre once y quince horas.

Leer todo sobre el Wiko Ozzy

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,