StoreDot flashbattery

Imagina un cargador inteligente que pese poco y que permita conseguir una carga total del teléfono móvil en apenas 5 minutos gracias a una baterí­a ultra-eficiente: es la idea que quieren llevar a cabo en la empresa israelí­ StoreDot con la combinación de sus modelos FlashBattery y FlashCharger.

Aunque ya estamos acostumbrados a encontrar opciones de carga rápida en los smartphones que llegan ahora al mercado, lo máximo que podemos obtener es aproximadamente la carga de la mitad de la capacidad en pocos minutos.

Lo que propone StoreDot, sin embargo, es la carga completa de la baterí­a, para ofrecer toda la autonomí­a de un ciclo completo, en solo 5 minutos de conexión a la fuente de alimentación.

Así­ es la baterí­a FlashBattery para smartphones

La baterí­a FlashBattery se carga de manera instantánea y, según explican los creadores, funciona como una especie de “esponja” capaz de absorber toda la energí­a posible en unos 5 minutos. El sistema requerirí­a, por tanto, modificar el interior del teléfono para incluir la baterí­a propia de StoreDot.

Por otra parte, la carga tendrí­a que realizarse con un cable especí­fico llamado FlashCharger, aunque también estarí­a disponible en otros formatos como pequeñas estaciones de carga donde dejar el móvil enchufado durante unos minutos.

El sistema de carga rápida podrí­a adaptarse, según StoreDot, a cualquier dispositivo inteligente que haya en casa: smartphones, pulseras de actividad, tablets y hasta ordenadores portátiles, y solo serí­a necesario tener un cargador en toda la casa porque se necesitan pocos minutos para recargar los aparatos.

StoreDot

Mejor capacidad de carga y de absorción de energí­a

Mientras la mayorí­a de fabricantes de teléfonos siguen centrándose en aumentar la capacidad de las baterí­as, StoreDot ha centrado su trabajo en crear modelos mucho más eficientes en la carga y en la absorción de energí­a (de ahí­ la metáfora de la esponja). La clave, según explican, se encuentra en la estructura interna de la propia baterí­a.

En cuanto a la resistencia del sistema a largo plazo, FlashBattery puede aguantar miles de ciclos de carga y descarga y ofrecer 3 años de vida a los smartphones sin riesgo de dañar la baterí­a y sin que esta pierda capacidad con el tiempo.

FlashBattery, por tanto, podrí­a convertirse en una de las opciones más seguras y prácticas para la carga rápida de dispositivos (especialmente, de smartphones) si llegara a producirse y venderse a gran escala por todo el mundo. Estas baterí­as se cargan hasta 100 veces más rápido que las estándar de litio y podrí­an abrir también infinitas ví­as de aplicación en la vida diaria: se podrí­an usar para juguetes eléctricos, cámaras de fotos y ví­deos, pequeños electrodomésticos y hasta coches eléctricos (una de las mayores aspiraciones de la compañí­a es vender un sistema que cargue los coches Tesla en solo 5 minutos).

La fabricación se lleva a cabo con materiales orgánicos y no inflamables que incorporan un sistema de seguridad de varios niveles para prevenir problemas durante la carga.