blackberry dTEK60

Y no es solo un decir. Después de abandonar su sistema operativo propio y los terminales con teclado, el pasado mes de septiembre Blackberry anunciaba que dejaba de fabricar teléfonos móviles. A la par que hací­a esto, presentaba su última fabricación propia, el Blackberry DTEK60, teléfono que por fin ha llegado a nuestro paí­s. Pero lo cierto es que ni siquiera este teléfono “postmortem” está realmente fabricado por  ellos, sino por la marca TCL. De hecho, el DTEK60 es un calco del modelo TCL 950, con un lavado de cara, alguna personalización de software y una subida de precio hasta los 580 euros. Así­ que sí­, podemos decir claramente que en este teléfono solo encontramos a Blackberry en el nombre.

Dicho esto, toca analizar el teléfono en sus caracterí­sticas, y hay que reconocer que el producto final es más que decente. Para empezar, una estética cuidada que nos recuerda un poco a la gama Nexus, y ahora al Pixel, con una pantalla táctil AMOLED de 5,5 pulgadas con cristal resistente a arañazos y una resolución Quad HD (1440 x 2560 pí­xeles). El terminal es bastante fino, 7 mm,  0,1 mm más fino que un iPhone 7, aunque sensiblemente más pesado, 165 gramos (frente a los 138 del iPhone 7). En el hardware interno nos llevamos una agradable sorpresa al encontrar un procesador Qualcomm Snapdragon 820 de cuatro núcleos funcionando a 2,15 GHz cada uno, con 4 GB de memoria RAM y 32 GB de almacenamiento interno ampliable a través de microSD. En el software, un sistema operativo Android 6.0.1 Marshmallow con aplicaciones propias de Blackberry incluidas y centradas en la seguridad: control de datos, privacidad y encriptación de contenido. Parece que esta ha sido la gran aportación de Blackberry al teléfono.

DTEK60 02

Nuestra atención se centra entonces en la cámara de este Blackberry DTEK60. La principal tiene un sensor de 21 megapí­xeles, con apertura f/2.0, enfoque automático de detección de fase, HDR, flash LED Dual Tone y la posibilidad de grabar ví­deos en 2k a 30 fps. Delante tenemos una cámara con un sensor de 8 megapí­xeles, una apertura de f/2.2 y la posibilidad de grabar ví­deos en Full HD. Además, el dispositivo ofrece altavoces con sonido estéreo, un sensor de huellas dactilares en la parte trasera, USB tipo C y Bluetooth 4.2.

Para terminar, hablamos de la autonomí­a: 3000 miliamperios de baterí­a no extraí­ble que garantizan hasta 26 horas de conversación y 336 horas en reposo, y que además admite la tecnologí­a Quick Charge 3.0 de carga rápida. La suma de todo lo dicho conforma un teléfono potente, rápido, con buena cámara y prestaciones punteras. Todo ello por 580 euros,  IVA incluido, ya disponible en la web de Blackberry. Además, cuenta con el regalo de una funda de cuero, para recordar ese tacto tan caracterí­stico de muchos de sus teléfonos antiguos, cuando eran una de las empresas más importantes de telefoní­a del mundo. Ahora, Blackberry es una marca en declive que nos presenta un muy buen terminal pero que no sabemos muy bien qué hacer con él. ¿Tiene sentido comprar un teléfono reconvertido de otra marca? Muchos dirán que no. ¿Qué decí­s vosotros? ¿Qué os parece este último teléfono de Blackberry?

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.