iphone restaurado

Ocurre muy a menudo. Es, de hecho, una práctica habitual dentro de Apple o esto es lo que dicen los usuarios. Imagí­nate que se te estropea el iPhone (no importa la versión que sea) y que la firma de la manzana está obligada a darte una solución al respecto. Lo más probable es que, muy a pesar de la garantí­a o del seguro que hayas contratado, Apple decida remplazar tu viejo smartphone por uno de nuevo. Pero ojo, que lo más probable es que no sea totalmente nuevo. Supuestamente, lo que harí­a Apple es cambiarlo por un modelo restaurado: esto es, un equipo que ha fallado de serie, pero que en teorí­a, tras una reparación, sigue funcionando como nuevo. Esto es justo lo que le pasó a David Lysgaard, un hombre danés que en 2011 compró un iPhone 4. Al año siguiente, el teléfono se le rompió y Apple le aseguró el reemplazo del dispositivo por otro de nuevo. Por casualidad, Lysgaard descubrió que en realidad, el modelo que tení­a ahora entre manos no era nuevo, sino que se trataba de una unidad de las denominadas “restauradas”.

justicia iphone

El usuario denunció al caso ante la justicia danesa, que ahora ha fallado a su favor. Por lo visto, los jueces se amparan en la Ley de Venta de Bienes de Dinamarca para sentenciar que Apple no puede entregar un iPhone restaurado a cambio de uno nuevo, puesto que el valor de reventa no es idéntico entre los dos dispositivos. La dueña de los iPhone argumentó ante la justicia que, como fabricante original de los teléfonos, estaba en condiciones de certificar que las partes que componí­an el teléfono restaurando eran tan buenas como si fueran nuevas, pero lo cierto es que este argumento no ha convencido a los jueces. Según ellos, las piezas “recicladas” que traerí­a este iPhone no pueden considerarse “nuevas”, de modo que el teléfono no serí­a nuevo y las expectativas del comprador con respecto al producto por el que habí­a pagado no habrí­an sido correspondidas.

Existe, sin embargo, un pequeño vericueto legal en el que Apple todaví­a podrí­a escarpar. Y es que la sentencia no tiene en cuenta que el dispositivo que este hombre entregó al servicio de reparación de la compañí­a no era nuevo, sino que habí­a sido usado. He aquí­ la puerta trasera por la que ahora quiere colarse Apple para recurrir la sentencia.

iphone nuevo

Esta no es la primera vez que Apple tienen que enfrentarse a esta cuestión. En Estados Unidos, un grupo de usuarios han presentado una demanda colectiva contra Apple, en la que afirman que lo que el fabricante les ha proporcionado son unidades de segunda mano que han sido restauradas para parecer nuevas. Esto impedirí­a, según los demandantes, que el iPhone que han recibido a cambio del dispositivo estropeado, no tendrí­a las mismas condiciones que un teléfono nuevo y que por lo tanto, su vida útil no serí­a la misma. La mayorí­a de modelos que se entregan a estos usuarios, indican, habrí­an visto remplazadas sus pantallas y sustituidos ciertos componentes, pero se ofrecerí­an como dispositivos nuevos.

Será la justicia la que determine cuál de las dos partes tiene razón. Y para ti, ¿pueden considerarse estos dispositivos restaurados como nuevos? Puedes dar tu opinión abajo en los comentarios.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...