lg g6

A nadie le sorprenderá a estas alturas la noticia, pero es bueno saberlo de manera confirmada. De entre todas las propuestas innovadoras en telefoní­a de 2016, podemos destacar algunas exitosas, como la introducción de la cámara doble por Huawei, algunas neutras como la eliminación del puerto de audio por parte de Apple, pero sólo ha habido una que se haya considerado mayoritariamente como un fracaso, y esa es el formato modular que LG presentó en su por lo demás excelente LG G5. El público ha votado, y su decisión es inapelable: no quieren baterí­as extraí­bles, prefieren dispositivos de una pieza, y si ello hace que sean resistentes al agua, mejor que mejor.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

lg g6 2

Fin de una aventura

LG buscaba marcar la diferencia con sus competidores al ofrecer un enfoque nuevo y atractivo, y solo consiguió marcar la diferencia por unos resultados económicos bastante discutibles, con una caí­da de ingresos del 20% en relación con el año anterior. En octubre de 2016 llegaba el lanzamiento del LG V20, la siguiente apuesta grande del año sin que se encontrara ningún rastro de módulos en su diseño. Ello fue una primera señal de que algo no funcionaba, y ahora LG lo confirma abiertamente: pronto habrá un LG G6 (¿MWC, tal vez?), no será modular y su precio rondará entre los 500 y 600 euros.

El jefe de tecnologí­a de LG, Skott Ahn, dijo claramente que habí­a que aceptar los gustos del cliente, asumir las perdidas y seguir hacia adelante. La marca coreana no se encuentra ni mucho menos en crisis, pues tienen su estructura de negocio bastante diversificada (acaban de presentar su nueva generación de robots domésticos y de trabajo), pero está claro que buscan recuperar una posición de privilegio que sí­ alcanzaron con sus LG G2 y G3 hace un par de años. Este objetivo pasa por plegarse a las exigencias del público y jugar con las mismas normas que el resto, buscando la diferenciación en la tecnologí­a punta más que en los experimentos “deconstructivistas

LG G5 Android 7

Lo que sí­ hay que mantener del LG G5

Serí­a un error dar capertazo con el LG G5 y olvidarlo por completo, pues es un smartphone con mucho potencial cuyo principal fallo fue de forma, no de fondo, por decirlo así­. Por ello, hay algunas caracterí­sticas del LG G5 que la marca no debe dejar de mantener, si no mejorar, en su próximo LG G6. Por ejemplo, la inclusión de una cámara doble de 16 y 8 megapí­xeles respectivamente, la pantalla con resolución Quad HD (1440 x 2560 pí­xeles) y modo Always-On, el puerto USB tipo C y por supuesto esos 4 GB de memoria RAM. En realidad, LG no tendrá que complicarse mucho para hacer del G6 un teléfono más atractivo que el  G5, pero sí­ tendrá que estrujarse el cerebro para mejorar sus caracterí­sticas técnicas. Repetir prestaciones tampoco serí­a suficiente, así­ que si se decantan por la ví­a de la superación, es muy probable que nos encontremos con que el LG G6 sea uno de los grandes teléfonos del año, listo para competir con otros modelos tan esperados como el Galaxy S8 de Samsung.

 

Noticias relacionadas

Otras noticias sobre...