WhatsApp

Uno de los principales objetivos de WhatsApp es bloquear las cuentas de aquellos usuarios que usan su aplicación para mandar spam. Ahora bien, ¿cómo logra hacerlo sin leer los mensajes y asegurar la privacidad? El ingeniero de software de la compañía, Matt Jones, ha explicado que los spammers utilizan muchas técnicas, entre las que están incluidos dispositivos personalizados con varias SIM y simuladores especialmente codificados que se disfrazan de usuarios para ejecutar varias cuentas de WhatsApp.

El objetivo de la empresa es el detectar estas técnicas sin romper el cifrado y, sobre todo, sin leer el contenido de los mensajes. Para ello, emplea lo que denomina “acciones de usuario”, que incluyen metadatos de registro y la tasa de envío de mensajes, permitiendo mirar estos bits de información sin descifrar ningún mensaje. Si una red de ordenadores intenta registrar cuentas al por mayor, o hace lo propio un número de teléfono similar al que ya se usó de forma indebida recientemente, el sistema las tira incluso antes de que estas cuentas puedan enviar un mensaje. La compañía dice que de los dos millones de cuentas que prohíbe cada mes, el 20 por ciento son capturadas en el registro.

Whatsapp spam

El trabajo más interesante de la compañía en la lucha contra el spam ocurre cuando los bots intentan enviar mensajes a la gente. Busca cosas como si una cuenta tiene un indicador de “escribir…”, o si envía 100 mensajes en 10 segundos en los cinco minutos después de registrarse. Además, si una cuenta de correo no deseado envía enlaces maliciosos, WhatsApp los marca como sospechosos. El año pasado, varios partidos políticos indios utilizaron grupos para difundir propaganda durante numerosas elecciones estatales. Para combatirlo, WhatsApp introdujo una función que le permite informar sobre un grupo y abandonarlo, de modo que los administradores no puedan volver a añadirle al grupo.

Por último, WhatsApp elimina a los spammers cuando otras personas los denuncian. Sin embargo, también se asegura de que un grupo de usuarios no se dirija a un individuo a través de mensajes masivos. Para ello, comprueba si los números de teléfono que informan de un usuario específico han interactuado alguna vez con él. Además de estas medidas, WhatsApp introdujo recientemente un límite global de reenvío de mensajes a un máximo de cinco cuentas, con el fin de evitar la propagación del spam. La compañía incluso se asegura de que su algoritmo detecte a los abusadores en los APKs modificados (archivos de instalación de aplicaciones para Android) de la aplicación de chat.

 

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,