Android-01

Quién no se acuerda de Wannacry, el ataque masivo de ransomware que sufrió Telefónica en mayo de 2017. Por aquel entonces la sede de la compañía en Madrid sufrió un ataque informático a gran escala, que se extendió rápidamente entre los equipos de cientos de empleados. La solución: pagar un rescate para que los archivos y ficheros fueran liberados y todo volviera a la normalidad. Este es, precisamente, el principal objetivo de los ataques ransomware: hacerse con el control de los equipos hasta que la compañía o usuario pague lo que le obliguen.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

El ransomware llega al móvil

El problema es que el ransomware ya no solo es cosa de ordenadores, desde hace algún tiempo también se han registrado casos en dispositivos Android. De hecho, las compañías de seguridad llevan tiempo detectando un aumento de este tipo de ataques en smartphones y tabletas, con el peligro que eso conlleva. No solo trata de infiltrarse en la Google Play a través de apps fraudulentas, o vía email, también se han conocido casos de ransomware a través de mensajes de texto. Sin ir más lejos, a finales de julio conocimos Android/Filecoder.C, un tipo de ransomware distribuido en foros y páginas, que con un simple SMS es capaz de hacer que nuestro móvil se infecte. Lo que hacen los ciberdelincuentes es que agregan un enlace de descarga que contiene el temido ransomware, de forma que la víctima cree que está descargándose un software o archivo, aunque realmente es una amenaza que compromete su terminal.

Lo peor es que los estafadores consiguen el control del dispositivo y cifran todos los archivos. Además, también tienen la opción de localizar la lista de contactos para seguir enviando SMS. Al final, si quieres volver a recuperar tu móvil no te quedará otra que sucumbir a los chantajes de los atacantes, algo no muy recomendable, ya que en muchas ocasiones no sirve ni siquiera de nada. Otro problema añadido es que emplean más de 30 idiomas distintos, por lo que la amenaza puede extenderse en gran parte del mundo. Asimismo, cifran una gran cantidad de archivos, entre los que podemos destacar .jpg, .doc, .xls, .mp4, .zip, .rar… Al cifrarlos les agregan la extensión .seven para que la víctima no pueda abrirlos y tenga que pagar el rescate.

ransomware-03

La manera de conocer que hemos sido víctimas de un ransomware es que aparezca un mensaje claro en nuestro móvil, a modo de publicidad, para que ingresemos cierta cantidad de dinero y así lograr que lo liberen y lo dejen operativo de nuevo. Como decimos, lo recomendable es no ceder al chantaje, no pagar, y tratar de recuperar nuestro teléfono por otros medios.

Qué hacer si tienes un ransomware en tu teléfono

La finalidad de un ransomware es la de bloquear nuestro móvil para pedir una cantidad económica en un tiempo determinado. De ahí el nombre de este software malicioso, que viene de unir la palabra inglesa “ransom” y “sofware”: software de secuestros. El problema es que hay pocas soluciones si no queremos pagar. La única forma es formatear el dispositivo, una gran faena si tenemos archivos importantes y no hemos hecho previamente una copia de seguridad.

Ten en cuenta que si es una app la que nos ha infectado, no servirá de nada eliminarla. El propio software malicioso se protege a sí mismo trasladándose a otras carpetas para dejar de depender de la app a la que se ha adherido para entrar en nuestro equipo. Para restaurar tu móvil Android a los valores de fábrica, solo tienes que entrar en el apartado ajustes, ir hasta Personal y pulsar en Copia de seguridad. Una vez ahí, pulsa en el apartado Restablecer datos de fábrica. Cuando lo hagas, dará comienzo el proceso para borrar todos los datos. Seguidamente, confirma todos los permisos que te aparezcan.

Si la restauración desde cero no funciona, lo más aconsejable es acudir al servicio técnico. Allí disponen de herramientas especializadas para devolverle la vida a tu terminal.

Cómo prevenir un ataque ransomware

Lo mejor siempre es la prevención. Así, no solo evitarás un gran susto, si no que evitarás tener que formatear tu teléfono para no pagar el rescate. Ahora bien, ¿qué es lo mejor para evitar un ataque de tipo ransomware? Te desvelamos algunos consejos clave.

Mantén tu teléfono siempre actualizado

Disponer de las últimas actualizaciones de seguridad es fundamental para mantener a raya la seguridad. No solo de ataques ransomware, también de troyanos o virus, cada vez más amigos de la Google Play. Por tanto, permanece siempre al tanto en lo que a parches de seguridad se refiere. Fíjate bien si te aparece un aviso emergente en el panel de tu dispositivo para indicarte que instales la nueva actualización de seguridad. No lo dudes y hazlo al instante.

Haz copias de seguridad

Tener guardadas copias de seguridad recientes con todos los datos importantes y archivos es otro aspecto a tener en cuenta. Te puede venir muy bien y salvar  tu terminal en caso de secuestro o de infección por malware. Si no quieres guardarlos en un disco duro, lo mejor es que hagas lo propio en un servicio de almacenamiento en la nube como Google Drive o Dropbox, que ofrecen gigas gratis, aunque si se gastan cuentan con buenos precios mensuales con espacio extra.

antivirus-android-e1552899547613

Ten instalado un antivirus en tu móvil

Como es mejor prevenir que curar, contar con un software anti malware instalado en tu dispositivo es básico. Pero no cualquiera. Recuerda que siempre es mejor que provenga de un desarrollador con experiencia en el sector, como puede ser AVG, Kaspersky, Symantec o McAfee. Todas estas compañías cuentan con aplicaciones antivirus en la Google Play. Elige la que más se adapte a tus necesidades y mantenla siempre activada.

Otras noticias sobre... ,