Microsoft reconoce que Windows Phone no acaba de despegar 1

Windows Phone no acaba de cuajar. No es ningún secreto. En apenas un año, los lanzamientos de móviles con este sistema se han limitado a dos batidas: una en su estreno y otra que empezarí­a a producirse estos dí­as con los dispositivos de segunda generación (los HTC Titan, HTC Radar o Samsung Focus S, que viene a ser una versión revisada del Samsung Galaxy S2 pensada para este ecosistema).

Pero es que además, las ventas no han sido muy boyantes que digamos, y ello a pesar de que a Windows Phone nunca se le ha reprochado ser una plataforma poco atractiva. El caso es que parece que una serie de condicionantes encandenados han dado por crear un ambiente poco propicio para que los usuarios se fijen en este sistema como una alternativa.

Microsoft reconoce que Windows Phone no acaba de despegar 2

Condicionantes como la mejor aceptación de otros con mayor solvencia y popularidad (Android, Symbian, iOS), el escaso atractivo de ser heredero de la generación Windows Mobile, el poco fondo de la tienda de aplicaciones (Marketplace, que sin embargo presenta un recimiento exponencial mayor que el de otras plataformas) y algunos problemas de software y hardware con modelos concretos.

En conjunto, Steve Ballmer, consejero delegado de Microsoft, ha acabado por reconocer estos dí­as que no están en el lugar que quieren con Windows Phone, pero que desde la compañí­a no pierden el optimismo, teniendo la certeza de que en un futuro inmediato acabarán por convertirse en el tercer ecosistema móvil (por detrás de iOS y Android). Y razón no le falta.

Microsoft reconoce que Windows Phone no acaba de despegar 3

La estrategia de los de Redmond pasa por la alianza con Nokia que en las próximas semanas podremos ver materializada en un móvil que, según señaló el patrón de la multinacional finlandesa, llegará a las tiendas antes de acabar el año. Esta situación, junto con los futuros terminales que se pondrán a la venta de la mano de otros fabricantes, forman parte de la estrategia de Microsoft, que tiene por objetivo, en palabras del propio Ballmer, “lanzar todo esto al siguiente nivel”.

Desde luego, en este sentido no se le puede reprochar a la firma de Seattle que no esté haciendo los deberes. Además de posicionarse junto al primer fabricante de móviles de todo el mundo, ha desarrollado una estudiada estrategia de compra de desarrolladoras de aplicaciones clave para garantizar un soporte nativo óptimo en Windows Phone de algunas de las utilidades que más personalidad podrí­an darle a Mango (la gran actualización que estos dí­as empezará a llegar a la plataforma). Hablamos de la compra de Skype y la posterior adquisisión de GroupMe, entre otras.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...