Yepen i7

El teléfono que os traemos hoy es un resquicio del otras épocas, y eso que es de la más absoluta novedad: hablamos de los clones. Es cierto que hasta hace nada las empresas chinas de móviles veí­an el negocio en hacer replicas exactas de teléfonos de gama alta, Samsung o Apple, buscando un tipo de cliente más interesado en tener un teléfono pintón que uno realmente funcional. Con los años, éstas empresas chinas se dieron cuenta que podí­an conseguir más respeto fabricando “en serio” móviles que aspirasen a funcionar bien y rápido, manteniendo la constante diferencial china, que es el bajo precio. Empresas como Xiaomi o Meizu han acabado siendo bien consideradas en el mercado a través de sus propuestas, y algunos como Huawei o ZTE han traspasado el umbral de la gama media y se asientan entre las marcas más codiciadas del mercado. Pues bien, el móvil del que vamos a hablar no es uno de éstos. Se trata del Yepen, i7, un móvil que, visto desde fuera, es absolutamente idéntico al último lanzamiento de Apple, el iPhone 7. Los bordes redondeados, el acabado metálico, los botones Home, de volumen y encendido, la cámara en el borde izquierdo con el flash al lado…pero todo es una mera ilusión. El Yepen i7 es un móvil realmente pobre de capacidad y rendimiento.

yepen i7

Caracterí­sticas

Empezando por la pantalla, su resolución es de 960 x 540 pí­xeles, con lo que no llega ni a la consideración de HD. El procesador es un  MediaTek MT6735 de 64bits y cuatro núcleos, con 2 GB de memoria RAM. El almacenamiento interno del Yepen i7 es de 16 GB, no ampliable claro, igual que el iPhone 7. La cámara principal lleva un sensor de 5 megapí­xeles. El altavoz no es estéreo, y no se encuentra en la parte de abajo, sino en la trasera.  Eso sí­, mini jack  de 35 mm no tiene. Para terminar, lo mejor,  un sistema operativo propio llamado IOS i7, basado en Android 6.0 Marshmallow. Como habréis podido comprobar, el interior del Yepen i7 dista bastante de parecerse al smartphone de Apple. A la práctica, no llega más que un teléfono de gama media-baja (más baja que media) con un efecto muy resultón. Eso sí­, el precio hace bastante justicia al producto: 499 yuanes, que en euros vendrí­an a ser 67 euros.

El uso de un teléfono como esté está bastante limitado en lo que a software se refiere. Eso sí­, plantea otros usos alternativos que no hay que desdeñar: desde utilizarlo para hacer una broma pesada (fingir que se le regala un iPhone 7, hasta que al acercarse se dé cuenta del engaño) a otros usos más malévolos como el fraude y el engaño. Otro uso imaginativo serí­a el de utilizarlo como anzuelo para un ladrón, sin tener que poner en riesgo un auténtico iPhone 7 si la operación sale mal. De cualquier manera, todos los usos recomendados pasan por mantenerlo apagado, bien a la vista de la gente, pero nunca demasiado cerca.  Nos alegramos de ver cada dí­a menos móviles como éste, y más teléfonos chinos de gama media y media-alta con prestaciones interesantes a bajo precio. Ése sin duda es el camino a seguir.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.