Operadores|12 septiembre 2017 1:16 pm

Todo lo que debes saber si quieres hacer una portabilidad


Todo lo que debes saber si quieres hacer una portabilidad

Todos hemos hecho alguna portabilidad en nuestra vida. Muy probablemente hayamos hecho más de una y de dos. Y es normal, las compañías cambian sus ofertas continuamente para atraer a los nuevos clientes. También cambiamos nosotros como usuarios y nuestras necesidades a nivel de comunicación. Puede que en un momento de nuestra vida necesitemos muchos minutos y en otro necesitemos muchos datos. Sea por el motivo que sea, las portabilidades entre operadoras están a la orden del día.

Sin embargo, ¿sabemos bien cómo funciona una portabilidad? Hoy queremos profundizar en este sistema para cambiar de compañía. Repasaremos los plazos, los derechos y obligaciones que tenemos, cómo tratan las compañías de retenernos y mucho más. En definitiva, vamos a repasar todo lo que debemos saber sobre la portabilidad.

¿Qué es una portabilidad?

Lo primero que debemos conocer es qué significa el término portabilidad. Una portabilidad es llevar nuestro número de teléfono de un operador a otro. Esto aplica tanto a los números móviles como fijos. Pero ojo, no se hace una portabilidad de un ADSL o una conexión de fibra. Tampoco se porta un servicio de televisión.

todo lo que debemos saber de la portabilidad cambios prepago

Es decir, una portabilidad conlleva la baja del número de teléfono en nuestro actual operador y el alta en el nuevo operador. Si tenemos otros servicios contratados, lo normal es que tengamos que llamar para darlos de baja.

Por otro lado, debemos hacer un inciso si portamos desde un número prepago. Al igual que con un contrato, el operador receptor se hará cargo del papeleo para cambiar el número de teléfono. Sin embargo, el saldo que tengamos en la tarjeta prepago lo perderemos.

¡Ojo con la permanencia!

Si tras comprobar las tarifas de otro operador nos decidimos a portar, tenemos que tener en cuenta algunas cosas. La primera es si tenemos permanencia con nuestro actual operador. Si es así y finalmente llevamos a cabo la portabilidad, tendremos que pagar una penalización por darnos de baja.

Para comprobar si tenemos permanencia lo mejor es entrar en el área de clientes de nuestro contrato. O bien, llamar al servicio de atención al cliente de nuestro operador. Si la penalización no es muy alta puede que hasta nos convenga pagarla e irnos al otro operador.

todo lo que debemos saber de la portabilidad permanencia

Si cuando nos dimos de alta adquirimos un terminal a plazos, seguro que tenemos permanencia. En este caso la operadora nos pasará un cargo final con el coste total del terminal. Además de la posible penalización por baja anticipada. Así que, como decíamos, informaos bien antes de solicitar la portabilidad.

¿Cuánto tarda en realizarse la portabilidad?

La portabilidad, si todo va bien, suele tardar entre 2 o 3 días una vez hemos recibido la nueva tarjeta SIM. Algunos operadores ofrecen la llamada portabilidad en un día. Si elegimos esta opción tendremos la portabilidad antes, pero correremos el riesgo de que la tarjeta SIM no haya llegado cuando nos porten el número. Por otro lado, la posible llegada de la eSIM podría reducir esta gestión a unas horas, pero parece que se está retrasando.

Durante el tiempo de tramitación de la portabilidad, puede que recibamos una llamada de nuestro actual operador para intentar retenernos. ¿Qué nos ofrecerán? Pues depende de qué tipo de clientes seamos.

Si pagamos mucho al mes o llevamos muchos años con ellos, quizás nos hagan una buena oferta. Si acabáis de llegar a la compañía o pagáis una cuota muy baja, puede que ni siquiera se molesten en llamar.

todo lo que debemos saber de la portabilidad amagos

Es difícil saber qué nos ofrecerá nuestro actual operador para retenernos. Una forma de conocer la posible oferta que nos hará es revisar hilos de foros como Htcmania. Actualmente las ofertas se centran en descuentos entre el 25% y el 50% de nuestra tarifa móvil.

Hace algunos años era muy común realizar amagos de portabilidad para que nos ofrecieran los últimos móviles del mercado. Pero eso llegó a su fin. Ahora las operadoras venden móviles libres y no suelen utilizarlos como arma de retención. Quizás nos ofrezcan algún modelo muy económico, pero seguro que no es el que buscamos. Así que, si vais a realizar un amago de portabilidad para conseguir un nuevo móvil, podéis ahorraros el trámite.

¿Qué pasa si cancelo una portabilidad?

Es posible que, si tenemos suerte, nos hagan una buena contraoferta. Si aceptamos quedarnos en nuestro actual operador y cancelar la portabilidad, es muy posible que el nuevo operador nos cobre unos gastos de gestión.

En realidad no debería ser así, ya que, por ley, los usuarios tenemos 14 días de desestimiento comercial. La cancelación de una portabilidad móvil se debe hacer antes de las 14 h. del día laborable anterior a la fecha de la portabilidad. Además, lo tiene que hacer el nuevo operador, no nuestro operador actual.

todo lo que debemos saber de la portabilidad penalización

¿Cuánto nos cobrarán? Eso depende de cada compañía. Al solicitar una portabilidad, el nuevo operador debería informarnos de cuánto costará cancelar la portabilidad. Por ejemplo, Movistar y Yoigo no cobran nada por cancelar la portabilidad. Otras cobran solamente el envío de la tarjeta SIM, el cual suele oscilar entre 3 y 10 euros.

No pasa lo mismo si, además del móvil, hemos solicitado el alta de servicios fijos como Internet. En este caso sí que podría salirnos muy cara la cancelación. Como ejemplo, en Yoigo, si el técnico ya ha estado en nuestro domicilio, la penalización por cancelación es de 100 euros. En otras compañías esta penalización puede llegar hasta los 300 euros. Además, tendremos que asegurarnos de devolver todos los equipos que ya nos hayan instalado. De no hacerlo, la penalización podría ser todavía mayor. Así que mucho ojo.

Consejos a tener en cuenta una vez finalizada la portabilidad

todo lo que debemos saber de la portabilidad consejos una vez portados

Una vez finalizada la portabilidad, vale la pena estar atentos a las próximas facturas de nuestro operador. Solo podrá facturarnos hasta el día de la portabilidad. En cuanto al resto de servicios, los operadores tienen 2 días hábiles para dar la baja.

Pongamos un ejemplo. Hoy día 12 de septiembre solicitamos la portabilidad de Movistar a Vodafone. Vodafone lo primero que hace es enviarnos una tarjeta SIM suya. Esta tarjeta nos llegará o mañana día 13 o el próximo jueves día 14 de septiembre. Una vez recibida, el sistema de Vodafone solicita la portabilidad a Movistar. En 2-3 días hábiles deberíamos estar portados. Es decir, lo más probable es que el cambio se realizara el martes de la semana que viene, día 19 de septiembre.

Siguiendo el ejemplo, cuando nos llegue la última factura de Movistar, tendremos que fijarnos en que solo nos han facturado hasta el 19 de septiembre. Por supuesto también comprobaremos posibles penalizaciones y cargos extra. Si no estamos de acuerdo, toca reclamar.

Dejar un Comentario