iPhone 5

El escollo con el que se topó el nuevo iPad en nuestro paí­s ha vuelto a quedar de manifiesto con el iPhone 5 en lo tocante a la conectividad de cuarta generación. Durante la presentación del nuevo teléfono de Apple ya quedó claro: sólo en Alemania y Reino Unido podrá accederse a redes LTE desde un iPhone 5 en Europa. El resto de Europa tendrá que esperar. Y en el caso de España, lo más probable es que ni siquiera eso.

La cuestión está en las bandas de frecuencia sobre las que opera el nuevo smartphone de los de Cupertino. En España, por el momento, se usa la dedicada a 2,6 GHz, sobre la que Movistar, Vodafone y Orange están realizando pruebas cerradas para clientes corporativos. Es posible que se pueda emplear otra banda, la de 800 MHz, pero para ello habrí­a que esperar unos años. Y aún siendo así­, el iPhone 5 no es compatible. Con ninguna de las dos.

iPhone 5

El iPhone 5 está disponible en tres modelos en función de su conectividad. En España se comercializará la que viene codificada como A1429. Esta edición opera entre bandas LTE: de 2.100 MHz, 1.800 MHz y 850 MHz. En Europa, es la segunda de éstas la que está habilitada, aunque sólo Alemania y Reino Unido son las que la disfrutan, como decimos. Las otras dos están destinadas a emplearse en otras regiones extracontinentales, como Australia, Singapur, Japón, Corea del Sur o Hong Kong.

Ante este panorama, y puestas de este modo las fichas sobre la mesa, el iPhone 5 ni puede ni podrá funcionar en modo LTE en España. La única posibilidad es que el reparto de frecuencias le bailara el agua a Apple, y que el resto de fabricantes de móviles adaptaran sus terminales en este sentido en futuros lanzamientos destinados a nuestro paí­s.

La historia serí­a que la CMT diese su brazo a torcer y habilitara la banda de 1.800 MHz para el tráfico de datos de alta velocidad LTE, de modo que los usuarios del iPhone 5 pudiesen conectarse a estas redes. Pero para ello, habrí­a que modificar el mapeado actual, dado que en este momento dicha frecuencia se usa para canalizar las redes 3G de los cuatro operadores que trabajan en nuestro paí­s. En caso de que se modificara, no habrí­a problemas: LTE para todos y aquí­ paz, y después gloria.

iPhone 5

No obstante, cabrí­a preguntarse si este es el movimiento que uno espera que ejecute un organismo oficial de cara a la proyección comercial de un producto. Ya nos estamos topando con que Apple ha determinado el estándar para la identificación de lí­neas móviles ””lo hizo imponiendo la microSIM en detrimento de la SIM, y con el iPhone 5 lo ha vuelto a hacer con la nanoSIM a cambio de la microSIM””, por lo que la modificación en la asignación de frecuencias para el uso de las redes 4G estarí­a mediado, en la práctica, por la determinación de un único fabricante.

El iPhone 5 es, como decimos, el último lanzamiento de Apple. Tiene una pantalla de cuatro pulgadas, cámara de ocho megapí­xeles y un procesador el doble de potente de lo que era el que conocí­amos en el iPhone 4S. También ha modificado su conector propietario, que ahora requiere de un adaptador para poder emplear los accesorios de las generaciones anteriores del teléfono.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , , ,